Un vibrante concierto ofreció Nano Stern y la Sinfónica de Antofagasta

0
284

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Una cumbre artística de la chilenidad se vivió en el Teatro Municipal de Antofagasta. El concierto denominado “Canciones con Historia”, reunió al premiado cantautor chileno Nano Stern con la Orquesta Sinfónica de Antofagasta, en una jornada donde se entremezclaron la emoción, la nostalgia y la excelencia musical.

El espíritu del concierto fue entregarle al público presente en el teatro, y a quienes lo siguieron vía streaming (que tuvo a cientos de personas conectadas en vivo), una selección de piezas emblemáticas del cancionero nacional, más algunos de los temas más reconocidos del músico invitado.

MENÚ MUSICAL

Un menú musical que brilló en los arreglos realizados para la ocasión por Dalibor Yutronic y la dirección orquestal de Christian Baeza.

La partida la dieron dos originales de Stern, “Lagrimas de Oro y Plata” y “Mil 500 vueltas”, que el solista interpretó con sentimiento y convicción. En seguida entregó el querido “Volver a los 17” de Violeta Parra, cuyos aires de melancolía no dejaron indiferentes a los espectadores.

“Nube” es otra creación sensible de Stern, que según anunció el cantante, fue inspirada por una obra del compositor Arvo Pärt.

Figura emblemática de la Nueva Canción Chilena es Patricio Manns, actualmente pasando por un mal momento de salud. No podía faltar, y de él se incluyó “El Cautivo de Til Til”, que en formato sinfónico adquirió tintes operáticos por su dramatismo, y un agudo final que sacó ovación.

Otro homenaje fue al cantautor uruguayo Fernando Cabrera, de quien se incluyó su canción “Te Abracé en la Noche”, que si bien no es masivamente conocida en Chile, cautivó al público con su sencillez.

MELODÍA

Una melodía chilena inmortal es “Los Momentos”, original del grupo Los Blops, y firmada por Eduardo Gatti. La conexión entre los músicos en el escenario y los presentes en el teatro fue total.

Seguido inmediatamente sin pausa, el fundamental Víctor Jara, que Stern ha reconocido como una de sus grandes influencias, y la canción “Manifiesto” es una declaración de principios que el cantante hizo propio, cantando visceralmente, con garra.

El grupo Mazapán es responsable de las primeras experiencias musicales de varias generaciones de niños, y se incluyó su “Carnavalito” como sorpresa especial para el cierre formal, y el público acompañó con las palmas y coreando.

Como bis, Stern entregó “Para Cantores que Reflexionan” de Violeta, empuñando además un violín, que fue el primer instrumento que el cantante aprendió. Luego, otra de sus canciones propias “Gran Regalo”, coreada por presentes, y también por músicos de la orquesta. La ovación fue tal que un segundo bis fue necesario, y todos los músicos en escena repitieron “El Cautivo de Til Til”.

Un concierto emotivo y que marcará a muchos los que asistieron, en especial a los propios músicos de la OSA, quienes manifestaron su satisfacción por lo realizado. Pero justamente ellos ya se prepararan para lo que será un nuevo desafío el próximo mes.

Justamente el próximo 8 de octubre, la histórica agrupación se prepara para otro evento de gran envergadura, “Carmina Burana”, pero esta vez en el Parque Croacia, a las 20:00 horas.

Una temporada que es presentada por Escondida | BHP y la Corporación Cultural de la Ilustre Municipalidad de Antofagasta, siendo acogida a la Ley de Donaciones Culturales.

LEA TAMBIÉN:

“Tocar para ver” acercará la historia patrimonial y cultural de Calama a personas con discapacidad visual

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here