Salar de Ascotán: hace una década que Minera El Abra cuenta con plan de manejo para optimizar la gestión hídrica junto a las comunidades

0
396

Siga aquí el Fan page del diario digital En La Línea

Hace más de 10 años que Minera El Abra está presente y realiza una gestión hídrica permanente en el Salar de Ascotán, ubicado en la comuna de Ollagüe, Provincia de El Loa. Este plan lo implementa gracias a un sistema de modelamiento numérico para flujos de agua subterránea del salar, el cual se ha convertido en una herramienta predictiva invaluable para asegurar el equilibrio en el sector.

El plan de manejo hídrico en el salar contempla límites en las tasas de extracción de los pozos y control de los umbrales en los niveles del agua subterránea de la sección sur del Salar de Ascotán, que es donde opera el campo de pozos. Esto, con el fin de evitar impactos negativos en el ecosistema de las vertientes.

El sistema de modelamiento fue desarrollado tras estudios geológicos e hidrogeológicos que se han realizado mediante el análisis de los 120 pozos de monitoreo ubicados en el salar, lo que se complementa con el registro y análisis de imágenes satelitales.

Te puede interesar también: Minera El Abra realiza plan con acciones para enfrentar el invierno altiplánico

Rubén Funes, Presidente de Minera El Abra quien recorrió el salar junto a las comunidades que hacen la labor de monitores ambientales junto a profesionales de la minera, señaló que “los estudios y modelos nos han permitido desarrollar una excelente comprensión hidrogeológica respecto del efecto de la extracción de agua del salar en el comportamiento de los pozos de monitoreo, los que fueron desarrollados como parte del proceso de permisos ambientales para el Proyecto Sulfolix, uno de los más importantes para nuestra operación”.

La presencia de El Abra en el acuífero se remonta a 1996 cuando comenzaron las primeras extracciones de agua subterránea, que tienen como objetivo la reposición de las pérdidas que se generan durante el proceso de producción. Hoy esta actividad está en equilibrio con la recarga natural que se produce por el efecto del invierno altiplánico, fenómeno que ocurre entre diciembre y marzo.

El Abra ha realizado diferentes acciones para proteger, restaurar y conservar la biodiversidad del lugar garantizando su desarrollo sustentable en el campo de pozos al sur del Salar. Entre estas destacan el monitoreo sistemático de la condición de flora y vegetación, fauna, limnología y suelos y la construcción de un invernadero a más 3.700 metros de altitud para la reproducción de especies de vegetación en un ambiente en el que se controlan factores como la erosión eólica, la evaporación y la oscilación térmica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here