Niña calameña se recuperó de PIMS luego de estar una semana en estado crítico

0
309

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

María José juega sobre la cama del hospital con su padre. Desde fuera de la habitación, a distancia, se le ve alegre y juguetona. Quien diría que unos días antes estaba sumamente delicada de salud, sedada y conectada a un ventilador mecánico.

La pequeña de 7 años ha sido, hasta el momento, la paciente más crítica que ha tenido el Hospital Regional de Antofagasta producto del Síndrome Inflamatorio Multisistémico o PIMS (conocido también así por sus siglas en inglés Pediatric Inflamatory Multisistemic Syndrome).

La pequeña, oriunda de Calama, empezó con irritación, dolor gastrointestinal y fiebre, entre otros síntomas, por lo que sus padres la trasladaron de inmediato al Hospital Carlos Cisternas de la capital loína, donde debió ser intubada por su condición de gravedad y de inmediato derivada al Hospital Regional de Antofagasta. A su llegada al centro asistencial regional, la paciente fue internada en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

La menor estuvo con pronóstico reservado por una semana y demandó de todo el esfuerzo y compromiso del equipo humanos de la UCI Pediátrica del hospital. Había preocupación en el equipo médico. Ahora que la ven toda inquieta, riendo con su papá y queriendo irse luego, se atreven a comentarlo. Es imposible, nos dicen, no encariñarse con pequeñas como María José.

De acuerdo con los médicos tratantes, el PIMS es un síndrome descrito recientemente que afecta a niños de edades variables, y que se manifiesta entre 2 a 6 semanas luego de haber estado contagiado de coronavirus. En el caso de María José, tanto ella como sus padres pasaron la enfermedad de forma asintomática, sin embargo, las complicaciones para la menor vinieron luego de varias semanas tras el contagio con Covid19.

Según relata Luis Fernando Cardona, padre de la pequeña recuperada, la familia vivió momentos de angustia cuando finalmente recibieron el diagnóstico. “Aquí nos dieron el diagnóstico y estuvimos todos asustados, ella estaba inconsciente e intubada, se vio muy mal», confiesa Cardona.

La doctora Benilmar Méndez, jefa (s) de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, asegura que este ha sido uno de los casos más críticos que han recibido de PIMS en el Hospital Regional. “Ella llegó al Hospital de Calama con una falla hemodinámica importante, hipotensa, y debió ser trasladada de inmediato hasta Antofagasta. Fueron varios días de inestabilidad hemodinámica, requirió dosis muy altas de drogas vasoactivas y además todos sus datos paraclínicos inflamatorios estaban muy elevados. A lo complejo de este escenario se debe sumar que la niña hizo también una afectación cardiaca como consecuencia del PIMS. Afortunadamente hoy se encuentra recuperada”, expresó la intensivista.

Por su parte, Stewart Falconer, pediatra de la Unidad de Cuidados Intensivos del principal centro sanitario de la macrozona norte, explicó un tema complejo fue la sedación la menor y por ende, la administración de drogas vasoactivas a las que fue sometida, sin embargo, estas complicaciones están completamente descritas en la literatura científica y suelen ser esperadas en casos complicados como el que vivió María José.

En otro contexto, Lizmary Fiorillo, médico intensivista de la UCI Pediátrica, aclaró que, a pesar de la gravedad vivida por esta paciente de 7 años, la expectativa de evolución es muy favorable. “Realmente la evolución de los niños es satisfactoria. Los primeros meses podría tener tratamiento para atender la falla cardiaca presentada pero, posteriormente, no tendrían que quedar con ninguna secuela y podrán llevar su vida con absoluta normalidad”, panorama que sin duda es el más anhelado por los familiares de María José.

Finalmente, los médicos del Hospital Regional de Antofagasta que atendieron a la pequeña de Calama, recomiendan a todos los padres y familiares que están en contacto cercano y directo con niños, estar atentos a cualquier síntoma gastrointestinal, febril o respiratorios y acudir de inmediato a cualquier centro de salud pues podría tratarse de PIMS. Asimismo, la jefa de la UCI Pediátrica del centro de salud, recordó que dicha instancia cuenta no solo con los profesionales calificados para atender este tipo de casos graves sino también con todo el equipamiento tecnológico necesario para brindar oportuna respuesta ante coyunturas de este tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here