Miel de San Pedro de Atacama es el primer producto nacional en obtener Sello Originario

0
522

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Miel de algarrobo y chañar, procedente de San Pedro de Atacama, fue el primer producto indígena a nivel nacional en adjudicarse el incentivo denominado “Sello Originario”, programa de gobierno que tiene como fin rescatar y difundir el consumo de alimentos ancestrales que resulten beneficiosos para la salud.

Con una ceremonia realizada en el Ayllu de Solor, en la Comuna San Pedro de Atacama, y que contó con la presencia del director nacional de Indap, Carlos Recondo Lavanderos, la directora (s) regional de Indap Antofagasta Claudia Gallardo Correa, se realizó la entrega oficial de la marca “Sello Originario” a Luis Escalante Pistan, pequeño productor agrícola del Instituto de Desarrollo Agropecuario, quién se ha enfocado en el rubro apícola, siendo un pionero hace ya más de 20 años en el desarrollo de un catálogo que va desde la miel, producto que posee el Sello Originario a bálsamos labiales, jabones, champú, propóleo y velas.

Respecto a la relevancia que dará el Sello Originario a los productos ancestrales de las distintas comunidades indígenas, Carlos Recondo, comentó que buscarán “ponerlos en valor, poder visibilizarlos y poder rescatarlos para que se transformen en un alimento que tiene la característica de ser ancestral, ser producido por pueblos originarios pertenecientes a Agricultura Familiar Campesina, además de ser saludables”.

Por su parte, Claudia Gallardo, destacó el gran compromiso de los agricultores. «Sentimos una gran satisfacción y un orgullo como Indap Región de Antofagasta, al ser la primera región que cuenta con un productor que haya cumplido con todas las exigencias para Adjudicarse el “Sello Originario”, que viene a poner en valor un producto saludable, obtenido a partir de árboles nativos de la región y obtenido por un usuario perteneciente a la etnia atacameña. Este nuevo incentivo, viene a reconocer la perseverancia que ha tenido don Luis”, opinó.

Disponiendo de un inagotable ímpetu emprendedor, el primer beneficiado con el Sello Originario a nivel nacional, dijo estar “muy agradecido porque es un reconocimiento que uno no se espera, pero es la constancia que uno tiene en hacer algo y hacerlo bien, en el fondo uno contribuye al rescate de los alimentos naturales, algo que no se podría lograr sin el apoyo de los organismos del estado, en especial INDAP”.

Lea también:

Equipo de la Fundición de Chuquicamata busca optimizar los tiempos de mantenimiento con nuevas prácticas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here