Junji y Comdes Calama coordinan esfuerzos para certificar salas cunas y jardines infantiles VTF

0
283

Siga aquí el Fan page del diario digital En La Línea

Para trabajar en la regularización de los nueve jardines infantiles y salas cunas que administra Comdes, vía transferencia de fondos de Junji, se realizó una reunión entre los directivos de la corporación y la Subsecretaría de Educación Parvularia. Instancia que incluyó una visita a terreno para evaluar las dependencias de los establecimientos y determinar cómo estos pueden avanzar hacia la certificación que requieren del Mineduc, ya que ninguno cuenta con este reconocimiento oficial.

Eduardo Soto, director del departamento de Educación de Comdes, explicó que el proceso de esta certificación está ligado a la normalización de la infraestructura y la legalización de escritura de las salas cunas. “Si al 31 de diciembre de 2022 no tenemos esto realizado con cada uno de estos establecimientos, de acuerdo a la ley, a partir del 1 de enero de 2023 procede el cierre o clausura de estos recintos educacionales”, dijo Eduardo Soto.

Por ello se trabaja en la regularización de los nueve establecimientos. “En estos momentos se encuentra avanzada la situación de cinco de ellos y tenemos cuatro escuelas o jardines que están iniciando el proceso que es largo, porque significa la regularización de los títulos de dominio de cada uno de estos establecimientos. Recordemos que, en muchos de estos establecimientos, los terrenos pertenecen a Bienes Nacionales o son de parte municipal, y se deben hacer las subdivisiones para que nosotros como Comdes, el sostenedor, sea el propietario de estos terrenos”, comentó Eduardo Soto.

Sergio Robles, arquitecto de la subsecretaría de Educación Parvularia, contó que viajó a la región a reunirse con los directivos de Comdes, destacando su preocupación, ya que ninguna de las nueve salas cunas está certificada por el Mineduc. “El plazo para certificarse vence en diciembre del año 2022. Junji, a través de la institución, dispone de recursos millonarios para que puedan mejorar la infraestructura de estos establecimientos, sin embargo, no hemos podido avanzar en la firma del convenio, ya que tienen problema de la tenencia de terreno”, manifestó.

En esa línea el arquitecto aseguró que, en el paso de los últimos meses, la gestión ha sido lenta, por lo que esta instancia de reunión con los directivos de Comdes era importante. “Nos llevamos buenas noticias. Hay avances. Tenemos alrededor de tres o cuatro jardines que están en condiciones de firmar convenio. Este convenio se firma entre la corporación y la Junji, donde se van a traspasar cerca de 250 millones de pesos por jardín, los cuales van a ir es pos de la mejora de esta infraestructura”, afirmó.

Una vez que los jardines mejoren su infraestructura y regularicen la tenencia del terreno pueden presentar los antecedentes a la Seremía de Educación e ingresar a un proceso de revisión de tres a cinco meses hasta obtener la certificación. “Esperamos que prontamente, ya el próximo año, contar con el reconocimiento oficial de estos jardines si todo sale bien, porque también se evalúan aspectos técnico-pedagógicos y jurídicos”, dijo Sergio Robles.

Y agregó que “esperamos de aquí a diciembre de 2022 puedan alcanzar la certificación y poder seguir funcionando sin problemas, ya que si no alcanzan la certificación el año 2023 debiesen ser clausurados por la Superintendencia de Educación. Esperamos que eso no suceda y llegar a diciembre de esa fecha con todos los jardines certificados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here