Jóvenes calameños demuestran gran interés por vacunarse contra el Covid-19

0
160

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La comuna de Calama registra 183.084 vacunadas administradas en la población en el marco de la campaña contra el Covid-19, la que durante junio se ha visto marcada por el aumento de demanda de dosis, ya que este mes coindice con la incorporación de los grupos más jóvenes desde los 25 años hacia abajo, llegando esta semana a cubrir a las personas de 20 años.

Lina Meneses, enfermera y encargada de la vacunación comunal Covid e Influenza, dijo que “hubo un aumento considerable de demanda por la vacuna, ustedes han visto largas filas desde tempranas horas, a pesar de que nosotros, por razones técnicas, tenemos que preparar y trasladar las vacunas desde el Cesfam hacia los puntos de vacunación. Entonces hay una demora y empezamos a las 9 de la mañana y, desde temprano, vemos una afluencia de público considerable. En las últimas semanas hemos estado vacunando alrededor de 8 mil personas semanales”.

La vacuna Sinovac, durante las últimas semanas, se ha utilizado como primera dosis en la comuna. Mientras que Pfizer se ha usado como segunda dosis. La vacuna AstraZeneca se ha aplicado en hombres mayores de 45 años.

“En Calama tenemos un porcentaje considerable, un 52% de vacunas completas. Si bien es cierto tenemos alrededor de 180 mil vacunas administradas, acuérdense que la población objetivo (de la campaña de emergencia) es de 142 mil, y tenemos solo un 52% de esta. Por lo tanto, nos falta aún completar las segundas dosis”, explicó la enfermera Lina Meneses.

Sobre la vacunación anunciada para los adolescentes, manifestó que “aún no tenemos los lineamientos ministeriales de cómo va a ser la vacuna de los grupos más jóvenes de 15 a 19, por ejemplo. Pero nosotros prevemos que va a ser similar a lo que se ha dado con los adultos y que van a ir bajando, paulatinamente, la edad. Esta semana estamos vacunando desde los 20 años, es mucho el interés que hay, sobre todo de la población masculina”.

Francisca Sepúlveda (20), estudiante de obstetricia y puericultura, pertenece a este grupo que está recibiendo la vacuna de manera voluntaria y contó que “yo este día lo espero desde que estaba el proyecto de las vacunas, porque esto va a ser una puerta de entrada a muchas cosas: poder retorna a lo que era nuestra vida antiguamente, en mi caso del área de la salud a poder entrar a lo que es prácticas clínicas, al tema de la universidad presencial que es lo que tanto anhelamos como universitarios”.

La estudiante recibió su primera dosis de Sinovac en el punto de vacunación de la Escuela Vado de Topater y relató que la pandemia ha sido compleja para sus estudios:  “Tenemos que estar aprendiendo, literal, en el caso de obstetricia, en el tema de los partos a sacar la guagua a través del computador. Entonces nos ha costado mucho, con mis compañeras comentamos eso versus a una situación presencial hubiéramos aprendido mucho más porque online casi no se aprende nada”.

“En la situación de los jóvenes la inspiración a vacunarnos es que nosotros queremos volver a nuestra vida antigua. O sea yo creo que todos estamos aburridos de estar en la casa, de tener que adaptarnos a una nueva modalidad, quizás no poder salir a carretear, salir al mall con tus amigos, nada de eso. O sea, nuestra vida social se redujo a la nada”, agregó Francisca.

Pareja de vacunados

Vanessa Olivari (30) y Bastian Silva (28) son pareja y fueron juntos a recibir su primera dosis de Sinovac a la Escuela Vado de Topater y no tuvieron ningún efecto asociado a este proceso.

Bastián Silva (28), nacido en Chuquicamata, motorista, dijo que durante la pandemia mantuvo su trabajo presencial y ayudó a sus padres con trámites online como obtener la  clave única y a sacar permisos para ir al supermercado. Y que ahora están muy entusiasmados junto a Vanessa, ya que la vacuna también está siendo exigida en algunos trabajos y por la puesta en marcha del pase de movilidad.

“Yo creo que el interés despierta por un tema de conciencia, porque ahora la juventud ahora está mucho más despierta, tiene acceso a más información. Entonces la gente se está informando más, hay personas que han utilizado de buena manera las redes sociales para este proceso de inmunización”, explicó Bastián Silva.

“Depende de nosotros que volvamos a funcionar de manera normal a nivel social, que regularicen el centro, las ferias. Volver a la cotidianeidad que teníamos. Hay mucha gente que le acomoda tener el colegio en la casa, pero yo soy partidario del colegio presencial. Aprendo mucho más in situ, que te reten o que te metan la materia a la fuerza. Prefiero que los chiquillos vuelvan a clases porque hay un mayor aprendizaje”, agregó el joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here