Investigador UCN no descarta que Antofagasta retroceda a Paso 1

0
258

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

“La curva de contagios no va a depender de las vacunas, sino de cuán móvil esté la población”, explica el Dr. Sergio Curilef Huichalaf, director del Departamento de Física de la Universidad Católica del Norte (UCN), quien desde el punto de vista estadístico-matemático analiza la evolución de la pandemia COVID-19 en la región de Antofagasta.

El académico no descarta que la zona retroceda nuevamente a Paso 1 (cuarentena), indicando que factores como el uso del pase de movilidad y el relajo natural de las personas, incrementan en forma considerable el desplazamiento de la población. “La curva de casos totales sigue creciendo y no se ve con claridad dónde o cuándo pueda saturar, porque es muy sensible a los movimientos de la población y a las decisiones de la autoridad. Yo esperaría que los efectos de las vacunas se vean reflejados principalmente en una baja sustancial en el número de casos críticos y fallecidos por COVID”, sentenció.

El científico indica que el número de contagios no debería verse impactado en el corto plazo por la vacuna, pues el contagio depende de la movilidad y del contacto entre las personas. A lo anterior agrega que es muy pronto concluir sobre los efectos inmunológicos de las vacunas, pero que, por lo que observa, debería impactar en la tasa de casos críticos con respecto de los contagios totales. “Específicamente, en la región de Antofagasta donde los vacunados con la segunda dosis de diferentes fabricantes está en los 250 mil, según datos oficiales, esa tasa es del orden del 0.2% y no debería crecer, sino mantenerse constante para luego ir luego bajando hasta desaparecer”, afirmó.

INMUNIDAD DE REBAÑO

El Dr. Curilef afirmó que una vez lograda la llamada “inmunidad de rebaño”, se deberían dejar atrás las cuarentenas y las medidas restrictivas para que se retomen las actividades de trabajo, comerciales y todo lo relacionado con la economía que han golpeado fuertemente a la población. Si se consolida esa tendencia y mientras el sistema de salud resista, principalmente con los pacientes UCI, que, a pesar del crecimiento de contagios, el uso de camas por pacientes COVID no ha crecido, se podrán ir dejando atrás las cuarentenas. “Ese porcentaje debería ir decreciendo. No obstante, el desconfinamiento desmedido, sin acciones preventivas, podría echarlo todo a perder”, advirtió.

El especialista sostuvo que vivir una pandemia, con consecuencias de esta envergadura, sin lugar a dudas será recordado como un hecho histórico sin precedentes. “Es de esperar que vaya minimizando los efectos a medida que avanza el proceso de vacunación y la población aprenda a vivir con este virus. Muy probablemente será un virus que persistirá en el tiempo, debido a su mutación, como otros similares de los cuales la población debe cuidarse”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here