Iniciativa de trabajador aportará a la mejora continua y la producción de Chuquicamata Subterránea

0
249

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

El equipo de la Gerencia Mina Chuquicamata Subterránea (GMCHS) ideó una innovación para el sistema de cámaras que utilizan los equipos autónomos. Se trata de un simulador que logra visualizar y configurar estos elementos cuando presentan desperfectos, sin la necesidad de estar conectados a un circuito cerrado, por lo que se minimiza el tiempo de detención de los equipos y por ende le da continuidad a la operación.

La iniciativa es del técnico en electricidad y electrónico, Julio Gálvez, quien al ver la necesidad de optimizar los tiempos de cambio de cámaras y realizar el trabajo de reparación en el taller y no sobre los equipos, creó este simulador que fue armado con piezas recicladas en buen estado.

“Con este simulador se logra configurar y visualizar la cámara sin la necesidad de estar en un circuito cerrado. Para poder intervenir o visualizar la cámara en el equipo significa detención de la pala lo que lleva a tiempos muertos en la producción, entonces, la opción de esto es hacer todas estas configuraciones y verificaciones lo más rápido posible y sin la necesidad de detener el equipo, por lo tanto, esto se realiza para que todo esto se pueda hacer de buena forma”, explicó el trabajador.

Los beneficios que ha traído desde que se implementó esta innovación es que “nos disminuye el tiempo de detención de equipos operativos y por lo tanto nos da la oportunidad de recuperar mayor cantidad de producción”, precisó el superintendente de Mantenimiento de la GMCHS, Sebastián Fehrmman, quien también destacó que “esto es hecho aquí por nuestra gente;  iniciativa, ocurrencia y diseño de Julio Gálvez y además con materiales reciclados, por lo tanto la captura de valor es enorme”.

Una innovación que trae continuidad a los procesos, al optimizar los tiempos y sobre todo promover el trabajo seguro, ya que se saca la cámara defectuosa y se instala la nueva, en un promedio de 30 minutos, dejando atrás la hora y media que tardaba el proceso de cambio con el equipo detenido antes del desarrollo de esta iniciativa.

Para Julio Gálvez realizar este tipo de aportes es fundamental para optimizar los procesos y contribuir a la transformación que vive Chuquicamata. «Tenemos que buscar siempre la mejora continua de los procesos para potenciar la seguridad y productividad en nuestro trabajo y que va en beneficio al desarrollo de nuestro país. Debemos cambiar nuestra manera de pensar, visualizar una dificultad en nuestro trabajo como una oportunidad de mejora y no como un problema”, concluyó.

LEA TAMBIÉN:

Codelco Radomiro Tomic reforzó su alianza con el liceo de Tocopilla para fortalecer la educación técnico profesional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here