Expertos alertan por alza de consumo de marihuana en escolares

0
433
hand holding a smoking joint

Sigue aquí el nuevo Fanpage de En La Línea Deportes

Los √ļltimos datos segmentados del Estudio Mundial de Drogas 2020 de Naciones Unidas encendieron las alarmas sobre el alto uso de la marihuana en nuestro pa√≠s.¬†Chile es el n√ļmero uno en el consumo de cannabis en el continente entre escolares con un 33,2 % de prevalencia. Y en cuanto a la poblaci√≥n general, es el cuarto pa√≠s de Am√©rica con mayor predominio de consumo, solo superado por las tres naciones que han legalizado el alucin√≥geno, Estados Unidos (s√≥lo en algunos estados), Canad√° y Uruguay.

Al respecto,¬†Humberto Soriano, pediatra de la UC y presidente de la Asociaci√≥n M√©dica para la Prevenci√≥n (AMP)¬†sostuvo que ¬ęla evidencia cient√≠fica ha demostrado que a menor sensaci√≥n de riesgo y mayor oferta aumenta el consumo. Adem√°s, existen factores protectores y factores de riesgos para el consumo de drogas y alcohol en ni√Īas, ni√Īos y adolescentes, siendo el factor de riesgo m√°s importante el tiempo de ‘carrete’ no supervisado.¬†Cuando las ni√Īas y ni√Īos de 13 a 15 a√Īos se juntan sin la presencia de un adulto, se asocia con tres a cuatros veces m√°s el consumo de sustancias¬Ľ.

En esa l√≠nea, agreg√≥ que ¬ęel plan ‘Elige Vivir sin Drogas’ -que se est√° instalando en 150 comunas en Chile, liderado por el Servicio Nacional para la Prevenci√≥n y Rehabilitaci√≥n del Consumo de Drogas (Senda)- es una opci√≥n que las sociedades m√©dicas han promovido para prevenir el uso con m√©todos cient√≠ficos ya demostrados en otros pa√≠ses¬Ľ. En el caso de Islandia, por ejemplo, ¬ęgracias al compromiso de las familias, los colegios y gobiernos locales lograron disminuir dr√°sticamente los √≠ndices. En 20 a√Īos la embriaguez en adolescentes se redujo de un 42 % a un 5 %, y el uso de marihuana disminuy√≥ de un 17 % a un 3 %. Eso es lo que necesitamos en Chile¬Ľ, expres√≥.

Seg√ļn Soriano, la clave del modelo island√©s ¬ęes enfocarse en los factores protectores y de riesgos para la prevenci√≥n del consumo de alcohol y drogas. Se trata de proteger, acoger y preocuparse de las cosas que llevan al consumo, por ejemplo, la inactividad y los ratos de ocio sin compa√Ī√≠a de un adulto. Es fundamental que los padres sepan d√≥nde est√°n sus hijas o hijos, que conozcan a los amigos, a sus pap√°s o que establezcan horarios consensuados de regreso a la casa. Tambi√©n, que existan alternativas recreacionales, deportivas o art√≠sticas¬Ľ.

Por su parte,¬†Adriana Guti√©rrez, psiquiatra infanto-juvenil y presidenta de la Sociedad de Psiquiatr√≠a y Neurolog√≠a de la Infancia y Adolescencia de Chile (Sopnia), se√Īal√≥ que ¬ęel consumo actual en la poblaci√≥n adolescente es muy preocupante, sobre todo al considerar que la marihuana afecta el funcionamiento cerebral de zonas importantes que se relacionan con procesos de atenci√≥n, concentraci√≥n, memoria que son necesarios para el aprendizaje. Adem√°s, el inicio del consumo en edades tempranas se asocia con mayor riesgo de generar adicci√≥n y tambi√©n con el desarrollo de psicosis en el futuro, m√°s a√ļn en aquellos individuos con vulnerabilidad biol√≥gica¬Ľ.

Para la psiquiatra, ¬ęel cierre de los colegios, debido a la pandemia, es una situaci√≥n que complica mucho la intervenci√≥n de la prevenci√≥n ambiental al estilo del modelo island√©s, ya que este modelo, entre otras cosas, realiza un trabajo escolar centrado en la prevenci√≥n y fomentar actividades extra curriculares que en nuestro pa√≠s se realizan principalmente a nivel de los establecimientos educacionales. Pero tambi√©n nos da una oportunidad de poder intervenir y de hacer mucho m√°s part√≠cipes a los padres y a quienes cuidan, es decir, poder hacer √©nfasis justamente en la intervenci√≥n en quienes est√°n supervisando/ cuidando y de qu√© manera puedan ejercer esa supervisi√≥n, que no tiene que ver con tener demasiadas restricciones, sino que aumentar la comunicaci√≥n, la posibilidad de interactuar con los hijos, estar m√°s presentes¬Ľ.

Finalmente, sobre¬†las alarmantes cifras que entreg√≥ el Estudio Mundial de Drogas 2020 de Naciones Unidas, Guti√©rrez explic√≥ que ¬ęel aumento del consumo tiene que ver con la legalizaci√≥n, pues baja la percepci√≥n de riesgo sobre los efectos da√Īinos de la cannabis¬†y eso se relaciona directamente con el aumento de su uso. Por ejemplo, al hablar de propiedades terap√©uticas de la marihuana, sin separar los distintos componentes que pudieran tener alguna propiedad se crea en la poblaci√≥n la sensaci√≥n de que no existe efecto nocivo de la misma. Por otra parte, hay grupos que promueven el uso de la marihuana medicinal y est√° tan integrado a la poblaci√≥n que en muchas oportunidades cuando se debe indicar, por ejemplo, un antiepil√©ptico, el m√©dico se encuentra con que las madres dicen, ¬Ņno ser√° mejor indicarle marihuana en vez de ese remedio que usted le quiere dar? Sin embargo, la evidencia hasta el d√≠a de hoy dice que la marihuana y sus derivados no tiene efecto medicinal, por lo que la ciencia no lo recomienda¬Ľ.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here