Cuarto retiro, IFE y bonos mineros: riesgo de inflación e impacto en las futuras pensiones

0
474

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

“Lo único que estaríamos haciendo sería precarizar un sistema de pensiones a futuro, que se traduciría en una mayor carga tributaria para nosotros y probablemente para nuestros hijos”, destaca el académico de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dr. Dusan Paredes Araya, al analizar los efectos de un posible cuarto retiro desde las administradoras de fondos de pensiones (AFP).

El especialista explica que el efecto de la medida es difuso, y que en este tipo de cosas la evidencia es lo más importante. “Lo que sabemos es que la gente con mayor vulnerabilidad económica, por norma general, ya ha sacado todos sus ahorros y, por lo tanto, uno esperaría que este cuarto retiro no beneficie a esas personas, sino a las de ingresos medios-altos”, indicó.

Agrega que, si bien en un principio se podía entender el retiro de los fondos de pensiones por la falta de política pública, hoy en día eso es más complejo. Incluso se podría interpretar como dañino en el sentido que la gente tendría serios problemas para enfrentar su vejez con las pensiones estatales en caso que retiren todos sus fondos.

IFE

En el caso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), indicó que ésta es una política pública progresiva que está permitiendo que las familias con mayores problemas puedan enfrentar la actual situación derivada de la pandemia. Añadió que hay todo un debate sobre si el IFE genera un desincentivo a trabajar. No obstante, plantea que no existe evidencia empírica que la gente tenga menor disponibilidad a trabajar por la existencia del IFE, agregando que esto podría ser verdad en aquellos países donde los sistemas de seguros funcionan de manera muy prolongada, como es el caso de España, donde se podría interpretar que a lardo plazo la gente tendría un desincentivo a trabajar, pero eso no está claro que ocurra en Chile, argumentó.

AFP, IFE Y BONOS

El académico de la UCN, sostuvo que combinar estos tres elementos: retiro de los fondos de las AFP, IFE y bonos mineros, genera automáticamente un incremento en la demanda, ya que la gente está dispuesta a pagar más por la misma cantidad de productos. Lo anterior, sostiene, no necesariamente produce inflación, porque la oferta, al percibir que la gente está dispuesta a pagar más, por norma general comienza a producir más.

Sin embargo, aclara que en el contexto que vive el país y la región -con restricciones de todo tipo- la oferta no puede reaccionar. “Es muy probable que el incremento que tengamos en la demanda, dado que no necesariamente se está abasteciendo desde la oferta, puede generar una presión inflacionaria significativa. Y la inflación sí que es un problema, y uno bastante complejo. Es sólo ver el tema del incremento de los dividendos. La gente puede ver cómo sus dividendos hipotecarios van creciendo de un 5 a un 10 por ciento, año a año”.

El Dr. Paredes señaló que es muy probable que pronto el Banco Central aumente la tasa de interés, en el fondo que los créditos bancarios e hipotecarios se vuelven más caros y que los niveles de ahorro e inversión comiencen a aumentar. “Eso hace que se enfríe un poco la economía”, argumento.

LEA TAMBIÉN:

Invitan a participar en campaña para reactivar circulación de monedas en la Región de Antofagasta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here