Cuarto retiro de fondos AFP: A río revuelto…

0
389

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

En el fondo de todos los análisis expertos sobre los retiros de las afp hay una coincidencia: el origen principal es la ineficacia pública frente a las consecuencias de la pandemia.

Si bien no es la única explicación basal, ya que -por cierto- pueden sumarse muchas otras más complementarias, los hechos indican que el congreso discute ya el cuarto retiro de estos ahorros, con un importante respaldo de las personas “de a pie”.

Evidentemente, hay también tras el asunto una clara crítica al sistema de las AFP´s, porque al aceptar el uso de un dinero que se tiene para «el futuro» habla de que existe una muy mala evaluación sobre los resultados de esos ahorros. «Si no me solucionan el mañana, que -al menos- me ayuden hoy, en crisis económica y en pandemia», parece ser la idea general.

De hecho, un reciente estudio de la Fundación Sol indica que para contar con una pensión cercana a los $650.000 el sistema de pensiones chileno “requiere de una cantidad de ahorro acumulado que resulta imposible de conseguir para el 95% de las personas afiliadas. Actualmente, sólo el 5% de quienes van a jubilar en los próximos años puede optar a recibir una jubilación mayor a $650.000”.

Datos fríos que no explican

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, ha manifestado –sin embargo- su visión crítica ante el retiro de ahorros previsionales, apuntando al impacto inflacionario que estas medidas tienen, lo cual –explica- “afecta el bolsillo de los más pobres”. Se refiere también a un debilitamiento del mercado de capitales de largo plazo en moneda nacional, precisando que éste implica una dinámica clave para el financiamiento del Fisco.

Pero paralelo a  eso, la economía también ha podido “refrescarse” con los retiros, dinamizando varias actividades que acumulan un fuerte frenazo con la pandemia, como el comercio en general, el turismo, el consumo gastronómico, el retail y hasta el propio ámbito financiero, considerando las variadas herramientas de ahorro que se han activado.

Con la liquidez de los retiros, las personas han regularizado deudas, otras han fortalecido su ahorro en instrumentos distintos a las afp y otros han podido acceder a necesidades diarias y también a otras que –en primera mirada- se ubican como “suntuarias”.

Sin embargo, una motocicleta o un auto no sólo constituyen un “lujo” en el día de hoy. Sirven como soluciones a problemas importantes como evitar la exposición ante el contagio en la movilización  colectiva o desarrollar un emprendimiento; lo mismo pasa con un computador nuevo, un teléfono celular o artefactos eléctricos, sobre todo considerando que aún hay clases on line o teletrabajo. Si la opción es evitar las salidas, entonces también una buena inversión sanitaria puede ser mejorar las condiciones del hogar. Y así, suma y sigue.

Todas estas razones no son vistas ni consideradas por los macro análisis. Y al mantenerse ocultas, no permiten observar la problemática en sus verdaderas y múltiples aristas. A veces los datos fríos pueden servir más para confundir que para entender.

El economista Roberto Zahler, ex presidente del Banco Central, si bien critica la dinámica de los retiros (“soy contrario a ellos”, ha dicho), se aleja de la mirada de los actuales directivos del instituto emisor en cuanto a la temática inflacionaria, ya que –precisa- este fenómeno es más bien una situación mundial.

El experto comparte las cifras internacionales sobre inflación en lo que va del año: países OCDE (los más desarrollados del mundo), promedio 4,2%; Estados Unidos, 5,4%; México, 5,8%; Brasil, casi 10%. La inflación de Chile: 5,2%. ¿Puede decirse que no existe una dinámica global de inflación alta?

Sector inmobiliario y el pago de deudas

“A río revuelto, ganancia de pescadores”, dice el viejo refrán. Aplicando ese adagio, otro de los sectores que ve con muy buenos ojos los retiros es el ámbito inmobiliario. De acuerdo a los datos recogidos por MobySuite, compañía que genera herramientas tecnológicas de gestión para el sector, el mercado de viviendas se dinamiza ostensiblemente con esta dinámica.

De acuerdo a un análisis efectuado en más de cincuenta empresas del área y 320 proyectos inmobiliarios del país, la situación durante la primera parte del año 2020 es totalmente desfavorable, pero a partir del mes de agosto de dicho año –paralelo a la primera entrega de fondos AFP´s- se evidencia un notable crecimiento en las cotizaciones inmobiliarias de casi el 70% con respecto al período anterior.

El segundo 10% se realiza en diciembre y ya en enero –según indica MobySuite-  se evidencia un aumento en las cotizaciones del 60%, en relación al mes de noviembre. Finalmente, para la tercera oportunidad de retiro (abril 2021) se constata una estabilización en relación a los meses anteriores con un crecimiento de casi el 30% en las consultas presupuestarias de proyectos.

“Antes del primer retiro el ritmo de las negociaciones en el sector estaba muy desacelerado, pero ya desde el primer retiro se evidencia un alza en las cotizaciones de propiedades, lo que se mantiene parejo –pero mucho mejor que antes- con los sucesivos accesos a los fondos”, señala el informe de MobySuite.

En cuanto a la regularación de deudas, Alberto Gerszencvich, de la empresa de gestión de cobranzas Remesa, explica que hay un lado B en las buenas cifras que muestran los comportamientos de pago y los retiros.

El pago de deudas ha sido uno de las tres principales opciones de las personas al sacar los fondos de las afp. La agencia de informes de créditos Equifax señala en una reciente actualización que en el segmento etario de entre 18 y 59 años la morosidad –habitualmente alta- ha disminuido tras los retiros, bajando también la mora promedio.

Gerszencvich, sin embargo, apunta a tener una precaución: quienes decidan manejar su deuda con la opción del «pago mínimo» deben tener claro que eso no disminuye lo que se debe. Ni siquiera lo mantiene. Muy por el contrario, la cifra que se adeuda aumenta. Si bien es una opción que permite estar “al día”, lo cierto es que es un camino peligroso.

“Quien cancela sólo el pago mínimo, paga un porcentaje pequeño de la deuda total. Esta se mantiene, no baja en lo absoluto. El pago mínimo tampoco entrega cupo en las tarjetas, por ejemplo, sólo disminuye intereses”, precisa.

Necesidades transversales

La economía nacional fue fuertemente impactada con la pandemia. Las cifras señalan que durante el segundo trimestre del año 2020, en plena primera ola del coronavirus, el sistema se desplomó en casi un 14%.

Sin embargo, las cifras muestran que durante el segundo trimestre del año 2021 el Producto Interno Bruto (PIB) sube un 18%, gracias a los retiros de los fondos previsionales; a las medidas económicas de apoyo a los hogares y empresas a las que el gobierno fue presionado a tomar; y una mayor adaptación de la economía a las restricciones sanitarias.

Claro, incide también en la cifra positiva de este año la baja base de comparación con el período anterior, pero –más importante que eso- importan las razones por las cuales se alcanza el buen resultado. Es el propio Banco Central el que da esa explicación.

Resulta notorio ver también que el sector minero crece casi un 3% en el período, mientras que el no minero se expande un 20%, siendo el comercio el sector con mejores cifras.

Mientras el cuarto retiro avanza en sus trámites parlamentarios, en las últimas horas los medios de comunicación han dado cuenta cómo políticos de derecha y hasta varios personeros de gobierno han reconocido haber hecho uso de los retiros de las afp. La situación entrega un punto al menos curioso, pues la mayoría de dicho sector se ha mostrado terminantemente contrario a la medida.

Lo esencial, sin embargo, es que el hecho da cuenta de un hecho clave: las transversales necesidades existentes y las pocas alternativas que ofrece una ineficaz administración pública.

LEA TAMBIÉN:

Proyecto de cuarto retiro de fondos: 90% de los solicitantes no pagaría impuesto a la renta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here