Con sistema fotovoltaico comunidad atacameña de Caspana ilumina su Iglesia

0
461

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

A través de un sistema fotovoltaico y la regularización eléctrica del edificio, la comunidad indígena atacameña de Caspana logró entregar energía en forma permanente e iluminar su emblemática iglesia San Lucas de Caspana, proyecto que fue ejecutado con el Fondo Comunitario de Minera El Abra.

El proyecto contempló un set de paneles solares, inversor y baterías que alimentan la iluminación del interior y exterior de la iglesia y las distintas dependencias del recinto, cuya estructura y campanario fueron declarados Monumento Histórico en el año 1951. Por ello se elogió la ejecución del proyecto en sus plazos y resguardando cuidadosamente su estructura de piedra, barro y techumbre de madera de cactus y chañar, que ahora serán iluminados con energía limpia.

El fondo Comunitario de Minera El Abra es una contribución efectiva al desarrollo local de las localidades indígenas para financiar iniciativas sustentables que refuerzan la identidad local, el desarrollo social y, en lo esencial, aumentan la valoración y el respeto al patrimonio cultural y el medio ambiente.

El proyecto de iluminación de la iglesia dio una respuesta a la comunidad y sus adultos mayores que ahora realizarán sus actividades parroquiales de forma segura, tal como lo expresó Enrique Coria Rojas, coordinador del proyecto. “La iglesia siempre tiene fiestas religiosas y era imperioso contar con energía eléctrica, especialmente por nuestros adultos mayores que asisten a este tipo de actividades que en general son en la noche. Hacemos luminarias, vísperas para esperar la salida de los santos. Entonces todo tenía que hacerse mediante motores generadores a gasolina y eso demandaba importantes gastos para la comunidad”, expuso.

Este proyecto fue priorizado por la comunidad tal como lo explicó Germán González Panire, presidente de la Comunidad de Caspana. “La prioridad era tener la iluminación de la iglesia. El grupo electrógeno está en muy mal estado y hay días que tenemos energía y otros no. Ese problema lo solucionamos con el apoyo de Minera El Abra que nos apoyó para tener este tipo de energía”, dijo.

El encargado de los cuidados de la iglesia, el fabriquero, Julio Colamar, expresó que ahora “la iglesia se mantiene con harta claridad, para que la gente llegue con más confianza y más tranquilidad. Tenemos luz día y noche. Muy hermoso y bien, pues todo el pueblo se beneficia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here