Cinco consejos para superar el miedo a volver al trabajo

0
316

Siga aquí el Fan page del diario digital En La Línea

La pandemia azotó al orbe en todo sentido y especialmente a nuestra cabeza. Los estudios de salud mental post pandemia indican que cada persona reacciona de distinta manera ante el impacto psicológico que produce una epidemia como COVID-19, la que trajo aparejada incertidumbre, distanciamiento social, aislamiento, entre otros, y que produjo rabia a los contagiados o posibles contagiados por vivir estas situaciones.

Ahora toca volver a la realidad después de esta verdadera pesadilla y puede ser una tortura para individuos que ya se habían «acostumbrado» a un ritmo de teletrabajo en el hogar. De hecho, una de las problemáticas que han encontrado los especialistas que se puede dar es la generación de una enfermedad llamada Ergofobia, o miedo irracional ante distintos aspectos del ámbito laboral.

Generalmente, cuando se vive con esta enfermedad el sujeto vive con un malestar en su trabajo y en ocasiones es tan intenso que impide que realice sus tareas de forma natural. Anabella Capetillo, Gerenta de Diversidad e Inclusión de ManpowerGroup Chile, comenta que una de las cuestiones centrales para superar este tipo de situaciones es «buen clima laboral, en que se respete a todas las personas independiente de sus preferencias, y estableciendo beneficios en la medida de cada una (por ejemplo, seguros de salud, bonos, salir un poco antes los viernes, entre otros)».

Y entrega cinco recomendaciones para superar esta patología. La primera es aprovechar el tiempo libre y en familia. Desconéctese de su trabajo e intente salir a pasear, tomar aire, ir por un café y disfrutar de la naturaleza: «Los momentos para estar con los suyos es algo que nos permite recargar pilas y desocupar la mente de preocupaciones, para el lunes volver a la carga» señala la especialista.

También es necesario correr, meditar o realizar alguna actividad que le permita relajarse. «Para algunas personas, correr temprano en la mañana les permite encontrarse a sí mismas física y mentalmente. Si no es su caso, siempre puede meditar en el living de su casa o en algún parque cercano. La idea es relajarse y pensar en el presente. Dejar de lado lo malo y las preocupaciones futuras», agrega.

Sugiere igualmente un buen plan que haga más fácil comenzar la semana. «Quizás sea bueno que su última tarea laboral del viernes sea planificar cómo será el lunes y el resto de la próxima semana, incluyendo momentos libres por si surgen cuestiones inesperadas. Así, el lunes llegará y podrá sentarse a ejecutar lo planificado», recalca.

Invita asimismo a dejar de lado lo negativo y rescate lo positivo de la vida y su trabajo. «Cuando a su mente venga un pensamiento negativo, recuerde que siempre existe su contraparte: Lo positivo», explica.

Finalmente es necesario que la empresa escuche a los colaboradores y sus demandas: «Las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, deben comenzar a escuchar a sus talentos de mejor forma. Las organizaciones deben ayudar al colaborador a priorizar su trabajo y acciones, porque este cambio de paradigma en la forma de trabajar seguramente modificó los ritmos de la gente en su casa», cierra.

LEA TAMBIÉN:

Mercado laboral en Chile: Breve radiografía de una desigualdad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here