Calama: celebran 60 años de Ordenación Sacerdotal de Padre Enrique Olivé

0
284

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Con una misa en el templo Catedral San Juan Bautista, y acompañado por el clero diocesano de Calama, fieles y amigos, celebró sus 60 años de Ordenación Sacerdotal Padre Enrique Olivé Turu.

El sacerdote catalán que tras ser ordenado un 17 de septiembre de 1961 en su natal  España pidió al Obispo de la época venir como misionero a estas tierras nortinas en las que ha cumplido su ministerio con esmero y fidelidad a Cristo, como lo destacó el actual obispo de Calama, Monseñor Óscar Blanco Martínez al agradecer por estos años de servicio pastoral en la Iglesia loína.

El propio Padre Enrique en la homilía destacó la vocación sacerdotal la que afirmó no tiene mérito propio, sino por pura gracia divina. “Jesús recuerda que la mies es mucha y los obreros pocos, pidan al Padre, que envíe obreros a su mies,  toda vocación sacerdotal es fruto de la bondad de Dios”, indicó.

Al respecto recordó que en su caso la vocación surgió desde niño, cuando a los 12 años ingresó al Seminario “con la intensión de ser Párroco en algún pueblo”. Fue en esta etapa de su formación cuando junto a otros seminaristas les surgió el interés misionero y acudir donde fuera más necesario.

Enseguida rememoró su llegada a la zona, la que se produjo en noviembre de 1963,  dos años después de su ordenación, luego que Monseñor Francisco de Borja, obispo de Antofagasta de ese entonces, y de visita en Barcelona, pidiera el apoyo para contar con sacerdotes para esta región.

Posteriormente hizo una reseña de misión en esta zona, ocasión en la que destacó su trabajo con los jóvenes, con las comunidades del interior de El Loa, como Párroco en la Parroquia El Salvador de Chuquicamata y posteriormente en la misma comunidad ya instalada en Calama, luego del cierre del campamento minero decretado por Codelco.

En Calama, el Padre Enrique junto con ejercer su rol como sacerdote y párroco, también le correspondió asumir como Administrador Diocesano mientras se produjeron las vacancias de la sede episcopal dejada por Monseñor Juan Bautista Herrada, posteriormente por el obispo Cristián Contreras Molina, y como Administrador Episcopal en el 2017 cuando la sede queda nuevamente vacante por el traslado de Monseñor Guillermo Vera Soto a Iquique.

El obispo Óscar Blanco Martínez quien concelebró en esta Misa de Aniversario, destacó las cualidades del Padre Enrique y el reconocimiento y gratitud del que meritoriamente goza en Chile, Calama y sus pueblos del interior. “Hoy se le agradece, no solo porque ha visto crecer a esta Iglesia y a esta zona, sino que también, porque los ha acompañado y alimentado con la palabra de Dios, con la eucaristía y los sacramentos (…) ha sido un administrador bueno y fiel a los ojos de Dios», indicó.

“El Padre Enrique ha sido un pilar fundamental para el caminar de este pueblo de Dios, un hombre que ama y se entrega, un pastor fiel que antes que el Papa Francisco hablara de la Iglesia en salida, ya era esa iglesia en salida”, concluyó.

LEA TAMBIÉN:

Asumen nuevo Vicario General y Administrador de Bienes en Diócesis de Calama

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here