Un gendarme y otros 9 ciudadanos fueron descubiertos traficando drogas dentro de la cárcel de Calama

0
571

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Tras siete meses de investigación, se logró dar con una banda organizada de tráficos de drogas que operaba en el recinto penitenciario de Calama. Entre los detenidos se encuentra un gendarme y otras nueve personas de nacionalidades chilena y extranjera, de los que ocho fueron procesados, y sólo seis quedaron en prisión preventiva durante 100 días.

Durante el pasado fin de semana, se realizaron diversos operativos en conjunto con el personal de Gendarmería en donde conocimientos y coordinación de la Fiscalía de Calama, en donde se procedió a la detención de un gendarme y los otros involucrados.

Además se procedió el ingreso de cinco domicilios de la comuna, correspondiente a los inmuebles de los imputados, en los que se incautaron drogas, munición, dineros y especies atribuibles al delito de tráfico de drogas en pequeñas cantidades.

Entre las drogas embargadas se encuentran 204 gramos 410 miligramos de marihuana prensada; 386 gramos 210 miligramos de pasta base de cocaína; 14 gramos de clorhidrato de cocaína; y 180 comprimidos de medicamentos. Mientras que el dinero confiscado es de 2 millones 442 mil pesos. Y además se incautaron 19 cartuchos 9MM y 12 de escopeta.

Robinson Villarroel, Mayor de Carabineros, explicó que se está investigando como operaba esta banda por medio del gendarme quien era el que metía la droga en la cárcel calameña para la posterior comercialización. «Según los antecedentes que se mantienen él se relacionaba con gente del sector céntrico y del norte, y en determinados supermercados o lugares le hacían entrega de esta droga que la internaba por diferentes medios, ya sea cajetillas de cigarros u otro elemento», expresó.

Entre los detenidos figuran ocho chilenos, un peruano y una mujer colombiana, mientras que hay un solo menor de edad. Todos pasaron a control por detención por tráfico de drogas, infracción a la ley control de armas y explosivos, y por mantener órdenes de detención vigente.

Por Nicolás Mondaca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here