Transforman locomotora de 1956 y vuelve a operar en Chuquicamata

0
370

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

En 1956 llegó la locomotora L11 a Chuquicamata y prácticamente hace diez años que estaba detenida, hasta ahora, pues tras un intenso trabajo de reacondicionamiento vuelve a ser parte de las operaciones de transporte de material, además de ánodos y cátodos de cobre dentro de la división.

Una labor que contó con el compromiso y contribución de las y los trabajadores de la gerencia de Servicios y Suministros, quienes tuvieron la convicción que era necesario marcar la diferencia e ir más allá de lo que creían posible, haciendo de la L11 un símbolo de la transformación que experimenta Chuquicamata.

Dentro del equipo que aportó a que esta locomotora vuelva a operaciones, está el jefe de turno del área de Servicios Logísticos, Daniel Moscoso, quien detalló que “estuvimos prestando el apoyo para armar la locomotora, los estanques de petróleo, del contrapeso, defensas, topes y en todo el armado de la máquina. Es un orgullo pertenecer a esta área, con todo el equipo que tengo, era un tremendo proyecto, así que estamos muy contentos”.

Uno de los primeros en operar la L11 será el jefe de turno de Transportes Ferroviarios, Eric Acuña, quien conoce la historia de esta locomotora y argumentó que ahora “nos sorprende con una nueva tecnología, tiene muy buena reparación y otras ventajas con las que debemos trabajar. Es un desafío, porque esta tiene una nueva modalidad y otra forma de cómo operarla”.

Proyecto

Hace aproximadamente 20 años surgió el objetivo de hacer un cambio tecnológico a las locomotoras de la división. Sin embargo, hace dos años se convirtió en un verdadero desafío, en el que participaron diversas áreas, que permitieron que se pudiera licitar su reparación a la empresa colaboradora Ferrostaal.

En este sentido, el encargado de Operaciones Ferroviarias Internas de la gerencia Mantenimiento, Servicios y Suministros, Juan Manuel Arévalo, explicó que todos los cambios a los que fue sometida responden a cumplir con los estándares de control de fatalidades, como también proyectar su funcionamiento.

“La locomotora tiene varios sistemas de seguridad que nos ayudarán a ser una operación más segura y sustentable, que tiene que ver con el sistema hombre vivo/muerto que pueden ir alertando ante cualquier eventualidad que sufra el maquinista, además viene con todas sus partes con overhaul, por lo tanto, le tenemos que sacar el mejor rendimiento que podamos, para prestar los servicios que corresponden y cumplir con las metas productivas”, precisó.

Por su parte, el ingeniero experto de Talleres Mecánicos, Julio Burgos, explicó que, con la puesta en operaciones de esta locomotora, “aumentará la confiabilidad del equipo y la disponibilidad del parque de componentes. Este es un tema de transformación y apunta a la excelencia operacional de nuestros operadores y mantenedores, que empezarán a trabajar con procedimientos sobre el año 2000 y no de 1956”.

Esta máquina se une al trabajo que están realizando las otras locomotoras que están en operaciones, permitiendo la entrega de productos y subproductos a las gerencias Fundición, Refinería y Extracción y Lixiviación, aportando a cumplir con las carteras comerciales de despacho de la división.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here