Resaltan importancia de receso escolar académico durante el confinamiento

0
257

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Reflexionar sobre la nueva modalidad de aprendizaje online, planear nuevas estrategias académicas, y entregar espacios para que docentes, escolares y apoderados desarrollen otras labores junto a sus familias, son aspectos que resaltaron especialistas de la Escuela de Educación de la Universidad Católica del Norte (UCN), al referirse a la importancia de tomar un receso académico en medio del confinamiento que obliga la pandemia COVID-19.

El equipo profesional señaló que un receso escolar se vuelve importante en este momento, pues permite al profesorado hacer una reflexión y evaluación sobre las estrategias y propuestas que han ido desarrollando. A los apoderados les dará un descanso para poder continuar con el resto de sus responsabilidades; mientras que a las instituciones les permitirá plantear y replantear estrategias académicas y de gestión de acuerdo al contexto.

En el caso de los estudiantes, el receso les aportará un espacio para desarrollar otras labores en su casa junto a sus familias, y descansar de la exposición a las pantallas que hoy es la forma de acceder a la información, materia y proceso de aprendizaje.

“Están pasando entre 4 a 6 horas al día frente a una pantalla, ya sea en clases virtuales, resolviendo trabajos grupales o realizando lecturas, lo que traerá consigo desgaste de la visión, problemas musculares, irritabilidad, crisis de ansiedad, alteraciones del sueño, entre otros”, explicó Nielka Rojas, directora de la Escuela de Educación de la UCN.

Añadió que es recomendable en estos días reorganizar la rutina familiar, disminuyendo el uso de pantallas, activar o intensificar la actividad física, realización de proyectos dentro del hogar, como pintura, construcción de muebles, cocinar, decorar, etc., con el fin de “dar un sentido diverso a cada día de confinamiento”. Asimismo, enfatizó que es necesario restablecer las rutinas de descanso, alimentación, ocio, aún en medio del confinamiento para mantener la estabilidad emocional de las familias.

CAMBIOS

En los últimos meses se ha experimentado una serie de cambios en la forma de desarrollar los procesos educativos, lo que ha conlleva nuevos retos y responsabilidades conjuntas entre profesor, apoderados e institución educativa. “Todas estas relaciones giran en torno a la consecución de objetivos formativos de los estudiantes. Es ahí el impacto en cada uno de los actores, ya que las y los profesores se han visto enfrentados a potenciar habilidades tecnológicas para el desarrollo de sus clases, además de buscar estrategias diversas para que sus estudiantes aprendan”, señaló Nielka Rojas.

Agregó, que el cuerpo académico de la unidad concuerda que en la actual situación producto de la pandemia, las y los apoderados, en su mayoría han tenido que articular sus responsabilidades laborales y personales con el ambiente educativo actual.

LEA NOTA RELACIONADA:

Creación de empresas sube 19% en la región de Antofagasta durante junio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here