Redes sociales y plataformas digitales: su impacto en la divulgación científica

0
206

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

El uso de la tecnología se ha convertido en una herramienta bastante poderosa para la divulgación científica. Lo avances tecnológicos y las nuevas plataformas digitales han permitido generar un puente entre el mundo científico y la sociedad, contribuyendo a la divulgación del conocimiento, y al pensamiento crítico y reflexivo de las personas.

No obstante, es fundamental conocer los aspectos negativos y positivos del uso de las herramientas tecnológicas para la divulgación científica, especialmente en estos días, en los cuales han proliferado las fakes news o noticias falsas, incluso de un tema tan delicado como es la pandemia mundial del coronavirus (COVID-19).

Para ello, el PAR Explora Antofagasta del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, ejecutado por la Universidad Católica del Norte (UCN), consultó a expertos en la materia, quienes se refieren a la importancia de la tecnología como herramienta de divulgación, así como a su impacto y evolución a futuro en la sociedad.

El académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile (UC), Dr. Daniel Halpern, explica que antes no sólo los científicos, sino que políticos y personas en general, requerían de los medios de comunicación tradicionales, como la radio o la televisión, para llegar a más personas y así entregar su mensaje.

“Sin embargo, hoy un científico puede a través de Youtube, por ejemplo, desarrollar una idea con un video sobre los resultados del último experimento, mostrar también cómo hacer este experimento al resto de la comunidad, con su visión y propia experiencia; o puede hacerlo a través de sus redes sociales, mostrando imágenes, fotos y los resultados principales”, detalla.

El Dr. Halpern afirma que un científico puede publicar los resultados de su investigación como paper o artículo en una revista especializada, cuyo público -un gran porcentaje- son académicos. Sin embargo, hoy el espectro es más amplio y los públicos son diversos.

“La difusión quedaba en manos de académicos para académicos. Sin embargo, hoy con el desarrollo de todos estos canales de comunicación, la realidad es que no solamente puedo comentarle a los académicos sobre mis últimos resultados, sino que además puedo hacerlo a través de mis redes, comentando, contando qué fue lo que pasó con los resultados, con la revista que me publicó, etcétera», comentó.

Respecto a las herramientas tecnológicas que más se están ocupando actualmente para divulgar el conocimiento, el Dr. Halpern asegura que dependen del público objetivo al que apunta el investigador. “Por ejemplo, Youtube es muy útil para mostrar resultados por medio de un video. En tanto, si un académico quiere dar a conocer los resultados por a través de una imagen, creo que Instagram podría ser una mejor herramienta para ello”, subrayó.

“Si pensamos en audio, podemos hablar de podcasts y programas de radio, como rtve.es, que pueden ser encontrados en diferentes medios online. Desde el punto de vista del video: Youtube, películas, videoconferencias y programas vía streaming, como TED Talks. En la web existen publicaciones en la prensa generalista, en revistas especializadas y libros. Además, podemos encontrar blogs donde un amplio número de personas exponen sus opiniones sobre algún tema científico. Finalmente, las redes sociales juegan un papel fundamental en la divulgación del conocimiento científico hacia el público más general, por medio de plataformas, tales como Facebook, Google+ o Twitter. En un nivel más especializado aparecen plataformas como ResearchGate”, comentó el académico del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la UCN, Dr. Juan Bekios.

IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA EN LA DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Por otra parte, el Dr. Halpern advierte que actualmente existen influenciadores o influencers, es decir, personas que tienen un muy buen manejo de las redes sociales y que llegan a audiencias muy grandes. “El problema es que lamentablemente no tienen información que es científica, por ejemplo, entonces lo que sucede es que desinforman en vez de informar. Porque muchas veces muestran un resultado que no es cierto, que no es real, o que se dio en ciertas situaciones, y como hacen divulgación sin ser científicos/as, confunden a las personas”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here