Pueblo Lickanantay exige mayores medidas preventivas: «Este es un grito de llamado desesperado al poder central»

0
341

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Los crecientes de contagios y fallecidos por COVID-19 que presenta San Pedro de Atacama preocupa a la Asociación Indígena Consejo de Pueblos Atacameños, que reúne a dieciocho comunidades Lickanantay.

En este sentido aseguraron, mediante un comunicado, que desde hace varios meses vienen dialogando con las autoridades pertinentes para que «en nuestro territorio se decrete una cuarentena, enviando oficios y acciones judiciales de protección».

Agregaron que «en cada una de las acciones realizadas hemos solicitado el debido resguardo y protección a la vida de quienes integran nuestras comunidades como patrimonio vivo de la humanidad, obteniendo como respuesta que es el Intendente el que deberá, dentro de sus atribuciones y competencias, establecer las medidas de resguardo para los pueblos».

Igualmente detallan que «el Consejo de Pueblos ha desarrollado varias estrategias para exigir el derecho a la vida de las personas cuando las autoridades no hicieron nada. Claros ejemplos son las acciones que han tomado las propias comunidades, como el cierre de los sitios turísticos, la petición al cese de faenas mineras, la solicitud de una barrera sanitaria en cuanto se decretó el Estado de Emergencia, la cual ante las constantes omisiones a nuestros llamados, se realizó un corte de camino para demostrar nuestro malestar».

También informaron que el pasado 29 de junio se realizó una reunión donde participaron en conjunto del Intendente Edgar Blanco, la seremi de Salud, Rossana Díaz, el Gobierno Regional y el alcalde de San Pedro de Atacama, Aliro Catur. Sin embargo, aseguran, «recibimos una contundente burocracia para responder a la urgente necesidad que existe tras la emergencia sanitaria. La autoridad afirma que el recinto de salud rural podrá dar a basto ante esta pandemia, comprometiéndose a que recién en dos meses estarán disponibles las ambulancias para San Pedro de Atacama».

Debido a esto indican que la comunidad ha tenido que auto gestionar medidas para su propia protección. «Algunos han instalado barreras sanitarias, han comprado test rápidos, han contratado personal de salud, han comprado insumos sanitarios e incluso han entregado ayudas sociales», informaron.

Finalmente, aseguraron que «este es un grito de llamado desesperado al poder central, ya que las autoridades regionales y locales no logran responder adecuada, coherente y directamente a las necesidades de los pueblos».

«Exigimos cuarentena para San Pedro de Atacama y los pueblos del interior, además de destinar recursos para la adquisición de una red de salud pública suficiente para enfrentar la crisis, fortalecer los cordones sanitarios con personal adecuado, transporte de urgencia y las debidas herramientas para enfrentar esta pandemia», concluye el documento.

LEA TAMBIÉN:

Párroco de San Pedro de Atacama denuncia «abandono» por parte de las autoridades

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here