Profesionales y técnicas en educación parvularia participan en programa que incentiva la indagación científica en niños y niñas

0
356

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Más de 90 profesionales y técnicas del área de la educación parvularia comenzaron la segunda etapa del Programa de Ciencias y Tecnología para Primeras Edades (PIPE), que tiene como objetivo desarrollar en niños y niñas las competencias necesarias para que conozcan y comprendan el mundo que los rodea.

Durante esta iniciativa, las educadoras y asistentes participaron de un foro de codiseño para detectar las problemáticas que se presentaban de acuerdo a sus contextos y las expectativas que tenían con el programa PIPE. Asimismo, recibieron capacitaciones para fortalecer sus competencias científicas y conocimientos sobre metodología indagatoria y metodología activa, enfocados en la pertinencia territorial.

En la segunda parte del proceso formativo, aplicarán los conocimientos adquiridos en las cinco jornadas iniciales,  desarrollando dos planificaciones, una del módulo plantas y otra del módulo animal, con el objetivo que conozcan las actividades para posteriormente escoger cual módulo trabajarán.

El dossier del PIPE consta de dos módulos (animal y plantas) cada uno con siete experiencias científicas, que tendrán que trabajar las profesionales en el aula una vez que se levante la crisis sanitaria. Posteriormente, se realizará un seguimiento del trabajo realizado por las participantes del PIPE a través de una bitácora online.

ENFOQUE EN PRIMERA INFANCIA

La educadora de párvulos del Jardín Infantil Pingüinito, de Antofagasta, Patricia Olivares, comentó que para ella esta experiencia ha sido una oportunidad para poder complementar sus conocimientos, además de agradecer que sea enfocada en la primera infancia. “La metodología es muy dinámica y participativa, con expositores que nos hicieron jugar, ser niños y disfrutar como ellos. Nos mostraron de forma práctica lo que es la indagación. Aprendimos a indagar”, aseguró.

Asimismo, Patricia Terán, educadora de párvulos del Jardín Arcoiris de la Fundación Integra -comuna de Calama-, mencionó que “siempre pauteaba la experiencia de aprendizaje y no dejaba que los niños y niñas exploraran libremente (…) Siempre observando, dirigiendo (…) De acuerdo a todo lo que hemos aprendido durante este proceso, siento que me cambió el switch, porque voy a problematizar y vamos hacer que los niños y las niñas puedan crear sus nuevas hipótesis, expresar qué tipo de hipótesis crearon y por qué, indagar si estas hipótesis son ciertas y, obviamente, buscar con ellos las soluciones”.

Aracely Cáceres, técnico en párvulos del Jardín Banderita Chilena -comuna de Ollague-, comentó que para su experiencia le pareció una enseñanza más avanzada que podrá incorporar dentro de sus planificaciones. »En nuestro rol como agentes educativos, es importante incorporar la ciencia en nuestra planificación, es algo nuevo y desafiante, pero ayudará a potenciar a los niños y niñas».

En este sentido, como PAR Explora Antofagasta, se realizará una retroalimentación de las planificaciones desarrolladas por las profesionales para poder construir en conjunto un dossier que les permitirá tener a las educadoras, técnicas y educadoras diferenciales pertenecientes al PIPE 2020 las planificaciones de todas las experiencias científicas de los módulos animal y plantas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here