Presentan avances en implementación de proyecto de riesgo volcánico en la región de Antofagasta

0
202

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Avances en mediciones, mapeos de distintos volcanes y toma de muestras en macizos de la zona, así como actividades psicosociales y de difusión a la comunidad, destacó la cuenta pública 2020 del proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R) “Mitigación del riesgo asociado a procesos volcánicos en la Región de Antofagasta”.

En la presentación online, el académico de la Universidad Católica del Norte (UCN) y director del proyecto, Dr. Felipe Aguilera, dio a conocer a las autoridades locales los principales avances y logros de la iniciativa que está cambiando la cultura y el enfoque de la forma de relacionarnos con los volcanes existentes en la región.

El especialista abordó el carácter multidisciplinario del proyecto, que incluye las áreas de las Ciencias de la Tierra, Ingeniería, Ciencias Sociales y Comunicaciones, en un proceso que incorpora a distintos sectores de la comunidad, incluido el núcleo Ckelar Volcanes de la UCN, entre otros.

En el ámbito de las Ciencias de la Tierra destacó la incorporación de tecnología como drones, así como la recolección de muestras de gases en los volcanes Ollagüe y San Pedro, actividad que se realizó por “primera vez en la historia”, resaltó.

Asimismo, puso de relieve las mediciones de la actividad sísmica en los volcanes Láscar y Lastarria, y en macizos cercanos a la localidad de San Pedro de Atacama. A lo anterior, añadió el monitoreo de volcanes con actividad fumarólica, y la instalación de equipos sísmicos en los volcanes Licancabur y Sairecabur.

Como un hecho relevante, el académico del Departamento de Ciencias Geológicas de la UCN, puso de relieve la validación realizada por la ONEMI, entidad que reconoce al equipo como consultor en materias relacionadas con emergencias volcánica.

En el área de la ingeniería e informática, el doctor en volcanología destacó las primeras pruebas de comunicación y enlaces entre distintos equipos, que permitirán la transmisión de información en tiempo real entre los centros de monitoreo y los macizos. Igualmente, mencionó la capacitación recibida por parte de la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina, en conocimientos de utilidad para la instalación de una red sísmica.

En Ciencias Sociales y Comunicación, el proyecto avanzó en el área de la psicología con el acercamiento a poblaciones que viven cerca de los macizos. La idea es hacer un diagnóstico sobre las problemáticas y fortalezas de las comunidades, ante las problemáticas referidas al riesgo volcánico. Este proceso incluyó diversas encuestas para conocer la percepción de los habitantes.

También se realizó el levantamiento de la imagen corporativa, sociabilización del proyecto y la participación en ferias de divulgación científica, entre otras. En la ocasión, fue presentado un avance del programa “Volcanología para Todos”, el cual, a través de personajes como una vizcacha y una llama, enseñan a la comunidad diversos aspectos referidos a los volcanes.

Impacto regional

La gobernadora de El Loa, María Bernarda Jopia, destacó el avance de la iniciativa. Asimismo, dio a conocer el mensaje del intendente de la región de Antofagasta, Edgar Blanco, quien subrayó la importancia del proyecto en una zona que ha sido golpeada una y otra vez por diversos desastres, y donde la ciencia contribuye a crear conciencia y conocimiento.

La autoridad resaltó la alianza estratégica para manejar los riesgos volcánicos y así proteger a las comunidades en una región con gran actividad volcánica. “Ser parte de este FIC-R nos acerca a la meta de prevenir aprender y compartir experiencias y conocimientos”, puntualizó.

Ejecución

Con un tiempo de ejecución de cuatro años, el proyecto espera dotar a la región de un sistema de monitoreo que incluye equipos sísmicos, de gases y satelital, nuevos mapas geológicos, de peligros y riesgos volcánicos de sistemas activos y potencialmente activos, y planes de mitigación y de acción de los riesgos volcánicos.

También permitirá mejorar redes de monitoreo, fortalecer el trabajo con las comunidades altiplánicas para la realización de planes de resiliencia ante eventuales erupciones volcánicas, y sumar al equipo del proyecto en los comités de emergencia de la región de Antofagasta, en particular ante eventuales crisis eruptivas en el sector de San Pedro de Atacama.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here