Pescadores artesanales de Caleta Riquelme inician proyecto para cultivar choro zapato y chicoria de mar

0
229
smart

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Luego de concretarse las autorizaciones necesarias desde la autoridad pesquera, este mes se dio inicio a la Fase II de los proyectos de cultivo experimental a pequeña escala de chicoria de mar y choro zapato/cholga, que se implementarán en la región como parte del Proyecto  “Fortalecimiento de la Capacidad de Adaptación en el Sector Pesquero y Acuícola Chileno al Cambio Climático”.

La iniciativa, impulsada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA) y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), con apoyo del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por su sigla en inglés), y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), busca potenciar la actividad productiva de los pescadores artesanales de caleta Riquelme y diversificar sus fuentes de ingreso, como mecanismo de adaptación al cambio climático. Iniciativas similares se están desarrollando paralelamente en otras tres caletas del país: caleta Tongoy, en la Región de Coquimbo; caleta Coliumo, en el Biobío, y caleta El Manzano, en la Región de Los Lagos.

En mayo 2019, representantes de los tres sindicatos de pescadores artesanales de caleta Riquelme viajaron hasta la comuna de Hualaihué, en la Región de los Lagos, donde pudieron conocer detalles del trabajo de cultivo que estaban desarrollando allí pescadores sureños, específicamente los procesos asociados a la captación de semillas de mitilidos. Esta experiencia, unida al apoyo técnico que recibirán, permitirá comenzar a desplegar la instalación y operación de los sistemas de cultivos experimentales de choro zapato/cholga y chicoria de mar, experiencias prácticas que permitirán a los pescadores incorporar conocimientos y habilidades asociadas a la acuicultura de especies bentónicas, permitiéndoles diversificar sus actividades productivas.

Marcelo Pavez, coordinador del proyecto en la región, destaca que las especies que se cultivarán ya habitan naturalmente la zona, lo cual resulta una ventaja importante para la experiencia. “Esta iniciativa potenciará su producción a través de actividades de acuicultura, con el propósito transferir a los pescadores de la localidad los conocimientos y capacidades necesarios para emprender el desarrollo de actividades de acuicultura sobre estas especies, con miras a fortalecer su capacidad de adaptación al cambio climático a través de la diversificación productiva”. Estas experiencias piloto permitirán obtener información del desempeño de los sistemas de cultivo experimentados, lo que facilitará la evaluación de su escalamiento productivo.

Para el Ministerio de Medio Ambiente, el inicio de estos cultivos experimentales representa un paso importante en materia de adaptación: “El cambio climático está significando una alta inestabilidad en la presencia de muchas especies de esta zona, lo que demanda por parte de las comunidades costeras comenzar a explorar otras fuentes de recursos”, explica Moyra Rojas, Secretaria Regional Ministerial del Ministerio de Medio Ambiente en la Región de Tarapacá. “Esta iniciativa y el trabajo conjunto que estamos realizando los distintos organismos detrás del proyecto en alianza con las comunidades permite que el cambio climático sea abordado como una oportunidad y no una amenaza, y esa mirada es clave para el éxito de la adaptación”, enfatiza.

Los cultivos experimentales iniciados se extenderán por un periodo de cinco meses, para luego ser evaluados en términos de sustentabilidad y replicabilidad, con miras a que eventualmente puedan extenderse y desarrollarse de manera permanente. Durante el proceso se desarrollarán capacitaciones teóricas y prácticas en torno a los sistemas implementados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here