La vida de Reinaldo Rueda en cuarentena: “Lo importante hoy es sobrevivir”

0
349
Crédito: laroja.cl

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Cuenta Reinaldo Rueda que está a pocos días de cumplir un mes en cuarentena. Le cuesta asumirlo, pues toda su vida se la ha pasado en campos de entrenamiento, al aire libre. La vida indoor lo complica, pero no es del todo mala. Descubrió Netflix, que si bien lo tuvo siempre, nunca se había animado a ocuparlo. Ha visto muchísimo fútbol también, de todas las épocas, y dice que no deja de maravillarse con la evolución de la Generación Dorada.

El seleccionador nacional reflexiona sobre los alcances de esta pandemia. “Lo importante hoy es sobrevivir”, explica.

-¿Cómo ha sobrellevado este período de cuarentena?
-Acá… Llevándola. Haciendo de todo un poco. Ejercicio, mejorando el inglés, revisando videos, repasando conferencias. Tratando de soltar los dedos para intentar arrancarle notas a mi acordeón, para desgracia de los vecinos (risas). Las primeras semanas veíamos mucha televisión con mi esposa, pero de a poco la hemos ido dejando. El profe (Cristián) Leiva nos recomendó series y películas. También he visto partidos viejos en el CDF y en internet. Bueno, y también leyendo. Estuve repasando ‘Los 11 poderes del líder’ de Valdano.

-¿Qué libro recomendaría? Ese que considera imperdible y que todos deberían leer.
-Hay un libro que siempre recomiendo. Se llama ‘Bien hecho’, de Ken Blanchard. Por la forma que nos han criado, con críticas, recriminaciones y sin ver lo positivo, tendemos a destacar lo malo, aunque eso sea solo el uno por ciento de nuestras acciones. Este libro aplica para la vida de uno, para la familia, para el trabajo. Se trata de ver lo positivo de la gente. El otro libro que me hace sentir un bendecido de la vida es ‘Pon el cielo a trabajar’, de Jean Slatter. Son dos libros que lo hacen cambiar a uno. Uno quiere resolver el futuro, pero para eso se requiere una conexión divina. Y es ahí donde se descubre que vivir ya es un milagro y que por algo estás en este mundo. También es interesante ‘El lado positivo del fracaso’. El mensaje es claro: de todas las crisis puedes sacar algo positivo. Muchas enseñanzas del mundo actual surgieron de las pandemias que vivieron nuestros bisabuelos y tatarabuelos, pero que no se conocieron porque no había la globalización de hoy.

-Imagino que ha hecho descubrimientos en cine y series en estos días.
-Con mi mujer fuimos tres veces al cine en años. No salíamos nunca. Mi gran descubrimiento ha sido Netflix. Nunca lo había visto. Vimos ‘El milagro de la celda 7’. Mi mujer es abogada y me he quedado viendo con ella ‘Suits’. También vi ‘Juego de caballeros’, la serie del origen del fútbol. Y viendo también los partidos de la Generación Dorada. Esos que en su momento pude ver solo en resúmenes como rival a analizar cuando yo dirigía en Ecuador.

“Le dije al profe Kudelka que para mí Jean Beausejour sería el central por izquierda perfecto. Sería un líder y ya no estaría tan expuesto al recorrido”.

-¿Qué le ha parecido volver a ver a ese equipo y con la perspectiva del tiempo?
-Cada partido deja un mensaje, porque se juegan en momentos diferentes. Así pasa con los de las clasificatorias con el maestro Bielsa y los de la era del profe Sampaoli. Hay muchos movimientos que aún se conservan por la automatización que tienen estos jugadores desde los tiempos de Bielsa y que se cumplen en todos los partidos. Son diferentes a lo que nos toca ahora. Porque pareciera ser poco tiempo desde el 2014 hasta hoy, pero son seis años. Hay algunos jugadores que hoy no existen y que en su momento enfrentamos. Otros han cambiado sus características. Es una evolución. En su momento lo hablamos con el profe Kudelka. Le dije que para mí Jean Beausejour sería el central por izquierda perfecto. Por su experiencia e inteligencia, sería un líder con perfil zurdo desde el fondo y ya no estaría tan expuesto al recorrido. Tal vez no se hubiese desgarrado, como le pasó con el profe Caputto hace poco, si hubiese tenido menos desgaste. Le ha pasado a muchos en la historia que cambiaron de posición con la edad.

-¿Ha estado en comunicación con los seleccionados?
-La mayoría está bien, manejando todo online. Viendo sus pautas de alimentación, de mantención. Cuando fue la fecha FIFA, les enviamos un programa de mantención, manteniendo el respeto por sus instituciones. No teníamos la potestad, pero ellos lo siguieron tomando también en cuenta las recomendaciones de sus clubes. Pero, gracias a Dios, están todos bien.

Partidos con historia

-Dentro de la revisión de los partidos emblemáticos de todos los tiempos, ¿cuáles recomienda como imperdibles?
-Varios. Anotemos: Alemania vs. Italia, Brasil vs Inglaterra y la final Brasil vs. Italia en México 70. Un partidazo que no olvido fue la final de 1974 entre Alemania y Holanda. Del 78 también destaco la final: Argentina vs. Holanda. Otro partido que nos marcó a todos fue el Brasil vs Italia de España 82. Recomiendo la semifinal de México 86 entre Argentina y Bélgica. De Italia 90, Argentina vs. Brasil y Alemania vs. Inglaterra. En Francia 98 en Chile vs. Italia, que volví a ver hace poco. También el Brasil vs. Chile y la semifinal Argentina vs. Holanda de Brasil 2014. Hay muchos partidos que desde el punto de vista táctico son imborrables.

-De su elección rescato dos partidos: Alemania vs. Holanda (1974) y Brasil vs. Italia (1982). En ambos perdió el equipo sensación del torneo, el que jugaba bonito…
-Bueno, es que los goles son amores… En la Copa América pasada nuestro partido con menor posesión fue contra Ecuador. Contra Perú tuvimos una altísima posesión, contamos con 12 ocasiones claras para anotar y perdimos. Y con Ecuador fue el más bajo y ganamos. Es ahí donde está la fantasía del juego. Goles son amores. La eficacia está en la finalización. Ahí está el trabajo, en los últimos 20 metros y en contar con la genialidad de los jugadores diferentes.

La pandemia

-¿Se comunica con Colombia? ¿Cómo están las cosas en su tierra?
-Día a día, con la familia. Uno se da cuenta que hay mucha gente sufriendo, especialmente la gente con más limitaciones. En Colombia, por el volumen de la población, no es claro si se ha podido evaluar con precisión. Allá hay gente que se abastece y se va a las fincas, al campo. Pero hay otros que viven hacinados y ahí es más complejo. Y también están los miles de inmigrantes venezolanos que hoy no tienen trabajo por la pandemia y que están volviendo a su país incluso caminando. Es una problemática muy difícil. Cada país es un mundo distinto, con sistemas de salud diferentes.

-Debido a la incertidumbre global debe ser difícil para usted proyectar el trabajo. ¿Tiene algo en mente de cómo lo harán cuando se regrese a la normalidad?
-Hoy solo podemos pensar en que Dios tenga misericordia y que le dé salud a este planeta. Todas las organizaciones intentan seguir. Para nosotros en el fútbol, y siendo parte de la industria del espectáculo y la entretención, es muy difícil seguir. El Bayer Leverkusen está trabajando en estos momentos con todas las precauciones. Lo hace por grupos de a seis jugadores en diferentes horarios para mantener la distancia social. La competencia será difícil. Y habrá que seguirla con las instrucciones que entreguen las autoridades de Salud de cada lugar. El regreso deberá ser paulatino, lento.

Tenemos que ser responsables y la gente tiene que tomar conciencia de lo compleja que es esta situación. Esto es difícil para cualquier sistema de salud del mundo”.

-¿Cómo ve la reinserción de la actividad, el volver a la competencia?
– Habrá que contar con las semanas previas de preparación para no correr riesgos de lesiones. El nivel no será el mismo. Por ejemplo, el Atlético de Madrid que eliminó al Liverpool de la Champions League hoy no es el mismo. Hay que empezar de nuevo. ¿Y el público? Habrá que ver qué tanto temor habrá de ir a una tribuna.

-¿Es imposible proyectar algo sobre el trabajo de la selección?
-Hoy la prioridad es sobrevivir y cualquier proyección sobre trabajo es incierta. En Santiago hay cuarentenas por comunas. En otros países no lo dimensionaron y lo están lamentando. Lo de Estados Unidos es un horror. Si bien bloquearon los vuelos con Asia hace meses, hoy están cavando fosas comunes. No han podido.

-¿Qué mensaje enviaría en medio de esta pandemia?
-Tenemos que ser responsables y la gente tiene que tomar conciencia de lo compleja que es esta situación. Esto es difícil para cualquier sistema de salud del mundo. Vea usted lo que pasa en Estados Unidos, que debe tener un servicio de salud de primer nivel. Hay que atender las recomendaciones de la autoridad. Y también debemos cuidarnos en los lugares donde no haya cuarentena. Macul, por ejemplo, está a un semáforo de Ñuñoa. Uno no tiene y el otro tiene cuarentena. Esto va más allá. Tenemos que cuidarnos nosotros mismos y a los demás. Y pedir para que Dios pare esta pandemia, que no haya más dolor y muerte en el mundo. Pedir porque esto termine y, al mismo tiempo, sacar lo positivo de esta situación. ¿Qué vamos a ganar como planeta? Por ahí va todo.

Texto y fotos: laroja.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here