La historia de Calamadictos narrada por su creador: “Esto es un pago a la tierra”

0
911
Foto: Víctor Veas, alias @santurshoots

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Calamadictos es la página predilecta de la Provincia el Loa para quienes se sienten identificados con la belleza de los paisajes, flora y fauna de la zona. En esta entrevista su creador nos narra el origen de la página, el buen recibimiento del público y los proyectos próximos de sus impulsores.

César Morales (33), nacido en Chuquicamata, estudió periodismo en la Universidad de Chile, donde se graduó con máxima distinción. Años después retornó a Calama donde encontró el amor definitivo de Paula (33). Juntos fundaron Calamadictos, plataforma que ya cuenta con más de 10 mil seguidores tanto en Facebook como en Instagram.

¿Cómo surge Calamadictos?

Nosotros iniciamos la página con mi esposa, ella es colombiana, de Pereira. Para que se hagan una idea, para nosotros como calameños, el eje cafetero es prácticamente una selva. Entonces, el alto contraste entre sus tierras y las nuestras generaba en ambos una impresión muy grande. Ella me decía: qué increíble los colores del cielo, los contrastes de los colores entre el cerro, el cielo y las nubes (de Calama), y se admiraba mucho de nuestro paisaje.

Ella, viniendo de tan lejos, se admira de lo bello que es nuestra ciudad y acá nosotros mismos nos tiramos para abajo. De ahí surge la idea, con el objetivo principal de ocupar la fotografía como un vehículo para mostrar las bellezas de Calama y su entorno cercano como es el Alto Loa y los pueblos más cercanos, con la finalidad de lograr una identificación en positivo con los temas calameños.

Sabemos que acá somos muy orgullosos de ser calameños, pero al mismo tiempo no conocemos mucho la ciudad y tampoco tenemos mucho argumento para defenderla. Nos faltaba ser más proactivos en términos de proponer algo para mostrarla. Ese es el espacio que estamos ocupando con la poesía y la fotografía.

Partimos con mi esposa pero el equipo se amplió con el tiempo y ahora somos un colectivo de personas que participa en Calamadictos.  

¿Cómo ha sido la recepción de los calameños?

Cuando comenzamos el objetivo era generar nuestro contenido, pero las personas que seguían a Calamadictos y eran parte de la comunidad se sentían tan identificadas con el contenido que empezaron a ir a los lugares (que publicábamos) y después nos decían: ¡mira! yo tengo esta foto.

Ahí incorporamos en Facebook todos los aportes que nos llegaban. En ese sentido, nosotros no hacemos un control de calidad. A veces nos envían fotos muy sencillas, pero nosotros le vemos el valor de la identificación, que es nuestro primer objetivo.

¿Cuáles son los paisajes o lugares que descubrió  retratando a la ciudad que más lo asombraron o impactaron?

La verdad es que fuimos redescubriendo Calama en un viaje muy inorgánico. Al principio teníamos archivos pero como generábamos contenido todos los días, ese archivo se hacía poco. Entonces salíamos mucho a sacar fotos y nos fuimos re-encantando con lo que nos encontrábamos en Calama.

La ciudad misma tiene lugares que son muy icónicos y rescatables, por ejemplo, el aporte de la Batucada ANTU Con los murales que desarrollaron alrededor de la ciudad, le dieron un sentido estético urbano muy genial. También hay otros artistas locales como Mugen o el mismo Lulocks que también es de los Calamadictos y que hace un muralismo muy propio de la zona y que realzan a la ciudad.

También es muy rescatable el espacio de la ciclovía que hay desde la entrada de Chuquicamata por Granaderos hasta Ascotán. Ese parque quedó muy bonito y se genera harta actividad ahí. El Parque José Saavedra y el Centro de Arte Ojos del Desierto que está dentro del ex Parque de los Lolos también es muy bonito. 

¿Cuál sería la invitación para que la gente vea la página Calamadictos? 

Aprovecho el espacio –que sé que es gigantesco– para agradecer a quienes siguen a Calamadictos y para invitar a quienes no nos conocen a un espacio donde lo primero que van a encontrar es contenido que les va hacer sentirse reflejado. La página es un espacio donde hacemos un pago a la tierra a través de la fotografía y la poesía.

La invitación es a que puedan entrar y enamorarse o reencontrarse con todo lo que nos hace Calamadictos: los atardeceres, la belleza del desierto y la fuerza de nuestra gente. 

¿Cuentan con seguidores de otros lugares del mundo?

Nos siguen Calamadictos de partes muy diversas en el mundo, como Houston (Estados Unidos), incluso Australia. Hoy nos escribió un calameño que está en Australia, porque también Calamadictos ha sido una ventana que abre un espacio de reencuentro que muchas personas que nacieron acá, lo dejan atrás y con esto pueden también volver a conectarse con la ciudad.

¿Qué planes tiene pensado para más adelante?

Nuestra ruta ha sido un tanto inorgánica en el sentido de que nos vamos enamorando de distintas maneras de entregar el mensaje que queremos y eso nos ha llevado desde los atardeceres a los espacios urbanos, desde el Alto Loa a los animales, la visión indigenista a las manifestaciones sociales en la calle. Tenemos mucho compromiso social. Entendemos que en Calama hay mucho por hacer sobretodo hoy con la crisis sanitaria donde aparece una vez más la precarización que tenemos en la salud. 

En esa línea, miramos al futuro con una amplitud sin límites, Calamadictos podría llegar a hacer libros, documentales o películas. En lo concreto, sabemos que a la gente le cuesta leer entonces el desafío es cómo aproximamos estos textos al público de manera más digerible, entonces lo que se viene es un podcast que tratará netamente de literatura con un formato dinámico y entretenido, donde podamos involucrar a la gente.

Finalmente, Morales está planeando el lanzamiento del libro “Calamadictos: habitantes del desierto” el cual va a ser de carácter gratuito, y próximamente tendrá su versión impresa.

El chuquicamatino se siente muy agradecido e invita a todos a que los puedan encontrar en facebook, instagramtwitter y también en su sitio web que es calamadictos.cl y en todas las otras redes sociales como Calamadictos. “Termina con s porque esto lo hacemos todos” concluye. 

Por: Nicolás Chacón, periodista

Galería fotográfica:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here