Juez de Tribunal de Familia y detención de dos niñas en Calama: «Carabineros hizo bien en asegurar su integridad»

0
1723
Fotografía de Portal Indígena TV

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea. Anoche dos niñas de 14 años de edad fueron llevadas a un cuartel policial tras encontrarse en el centro de Calama, cerca de las movilizaciones que ocurrían en el lugar.

El Mayor de Carabineros, Robinson Villarroel, aclaró que ambas menores de edad fueron «conducidas» y «no arrestadas», ya que no son imputables, por ende se les entregó a sus padres, dando cuenta al Juzgado de Menores por vulneración de derechos.

«Los menores de 14 años son conducidos al cuartel policial porque no pueden ser acusados de delitos. No se puede por su edad, así que son entregadas a sus padres o a un tutor responsable. Posterior a eso, se hace la querella por vulneración de derechos porque ellas deberían estar bajo la custodia de sus padres permanentemente», precisó.

En el edificio policial se hizo presente el Juez de Menores, el Fiscal y también el Defensor Público, a quienes se les dio a conocer la situación. También se les constató lesiones a las menores y posterior a eso desde Carabineros presentaron la denuncia por vulneración de derechos.

Jorge Saavedra, Juez Presidente del Juzgado de Familia, se refirió a la situación señalando que en el contexto en que se envuelven las detenciones, es difícil saber a priori cuales son las edades de las involucradas. «El procedimiento nace desde luego de una marcha, donde hubo hechos de violencia, y Carabineros actuó según pude revisar disolviendo a un grupo que estaba afectando al orden público. Es ahí donde se toman detenidas personas que por el contexto no se saben las edades, y en ese sentido dos menores de edad fueron conducidas para identificarlas», indicó.

Agregó que «una de las menores no quiso identificarse, mientras que la segunda dio un nombre falso, por lo tanto debían ser conducidas hasta el cuartel general y adoptar las medidas correspondientes que son conocer la situación, analizar su estado de salud y contactarse con los adultos responsables. Estuve inmediatamente en la Comisaría y todas las órdenes que se decretaron fueron impartidas por mí».

Según el magistrado es normal que Carabineros haya procedido de esa manera, ya que una menor debe ser resguardada y posteriormente entregada a un adulto. «Detectarla en ese lugar y haberla dejado ahí mismo a una niña de 13 años no corresponde. Carabineros hizo bien en asegurar su integridad, dejándola por muy poco tiempo en el cuartel policial hasta la llegada de la persona que se hizo responsable», finalizó.

En el hecho ocurrido en Ramírez como Latorre, se menciona que las menores se encontraban con un profesor. En todo caso, Saavedra fue enfático en señalar que no se sabe si fue un hecho fortuito o si estaban con él de antes. En todo caso es materia de estudio en estos momentos.

Por Nicolás Mondaca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here