Influenza: señales de alerta para una consulta oportuna

0
243

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Cuando una persona presenta síntomas típicos de Influenza, es decir, fiebre sobre 38,5° C y tos, además de otros como dolor de garganta, dolores musculares y de cabeza, escalofríos, fatiga, diarrea o vómito, debe buscar atención médica.  En esta instancia se definirá si se le solicitarán los exámenes establecidos para el diagnóstico de esta patología o se tratará según la sintomatología.

Sobre este tema el doctor Luis Miguel Noriega, infectólogo de Clínica Alemana, explica que depende de la gravedad del cuadro y también de los factores de riesgo, tal es el caso de las personas que pertenecen a grupos etarios que se pueden ver más comprometidos como los niños y los adultos mayores. Del mismo modo, todas las enfermedades que generan deterioro del sistema inmunitario predisponen a cuadros más graves.

Grupo de riesgo

“Por lo tanto, cualquier persona con inmunosupresión, que pertenece a los grupos de riesgo, que  tiene una enfermedad crónicas pulmonar o cardiaca, debe consultar al presentar signos que van más allá de los síntomas respiratorios menores”.  El médico enfatiza en que se debe distinguir lo que es un resfriado común (con romadizo, dolor de garganta y tos) a la presencia de la influenza; un cuadro más severo, con compromiso general, fiebre y dolor muscular. Agrega que existen personas quienes aún sin tener factores de riesgo pueden presentar cuadros graves; con un compromiso general muy significativo y con dificultad respiratoria, en cuyos casos también deben consultar.

En tanto la jefa técnica del servicio de urgencia pediátrica de Clínica Alemana, Dra. Lupe Heredia,  agrega que en niños las señales de alerta son: fiebre alta por más de tres días, que no baja con medidas físicas como desabrigarlos o los paños tibios y que no cede al uso de antipiréticos de uso habitual.

En lactantes, el rechazo alimentario, añadiendo que es normal en cuadros virales que disminuya el apetito,  y que “lo preocupante es cuando es más de lo habitual”. Esto es, que no tome líquidos, que deje la mamadera a la mitad o que rechaza la toma de leche materna es un menor que debe ser llevado al servicio de urgencia. “Lo mismo aplica para un paciente que tiene respiraciones frecuentes. En el caso de un menor de un año, que sean más de 55 veces en un minuto, que se le hundan las costillas en la parte lateral de las axilas, o que empiece a mover la nariz como aleteando. Esos son signos de dificultad respiratoria, por lo que necesariamente tiene que ser evaluados por un especialista”.

Todavía es útil vacunarse

Anualmente ocurren entre 4 mil y 6.500 hospitalizaciones asociadas a la influenza en Chile. Sin embargo, muchos todavía se preguntan si es necesario y útil vacunarse a estas alturas, ya que se anunció que el peak de la enfermedad será dentro de dos semanas y, en teoría, la vacuna tarda más que eso en causar efecto.

Ante este escenario, el urgenciólogo de Clínica Alemana Juan Pedro Rojas, aseguró que en ese caso baja el beneficio de la vacuna, sin embargo, siempre será útil.

Esta recomendación es más enfática en los grupos de riesgo, es decir, mayores de 65 años, menos de 5 años y embarazadas con más de 13 semanas de gestación, así como en personas con ciertas enfermedades crónicas o portadores de algunas condiciones de riesgo, aunque tampoco deja fuera a quienes no forman parte de este segmento.

“La influenza avisa siempre, no parte grave, se va a agravando con los días pero cuando los padres o el cuidador observen que existe dificultad respiratoria, rechazo alimentario persistente y decaimiento importante en el paciente se trata de síntomas fundamentales para asistir a la urgencia”, comenta la Dra. Heredia.

Envíenos su noticia al WhatsApp +56 9 8776 2671

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here