Identifican que 57.695 estudiantes de la educación pública se encuentran en riesgo de deserción escolar

0
204

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Actualmente existen 186.723 niños, niñas y jóvenes de entre 5 y 21 años que no han completado su educación escolar, y según estimaciones del Mineduc, esta cifra podría aumentar en 81.099 escolares más como una consecuencia de la crisis sanitaria, llegando a 267.822 alumnos fuera del sistema escolar.

Si bien esta problemática se podría incrementar de forma considerable por la pandemia, es un tema en el que el Mineduc en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social y Familia ha trabajado desde el año pasado con la implementación del Sistema de Alerta Temprana (SAT).

El SAT es una herramienta de focalización preventiva, que a partir de información administrativa, permite identificar el conjunto de condiciones individuales, familiares y del entorno escolar, que tienden a presentarse cuando existe riesgo de deserción escolar.

En la primera fase de aplicación del SAT, realizada entre octubre de 2019 y septiembre de 2020, que abarcó a todos los establecimientos públicos del país adscritos al sistema con matrícula de 7° a 4° medio (3.490 establecimientos), se determinó que, de una población identificada de 564.625 estudiantes, 57.695 alumnos se encuentran en riesgo de deserción escolar.

El Seremi de Educación Hugo Keith, destacó que “el Sistema de Alerta Temprana se implementó como una manera de prevenir e identificar oportunamente para ayudar oportunamente a estos estudiantes a abordar el fenómeno de la deserción escolar desde una visión integral, por lo que va a contribuir a entregar información valiosa para la gestión de toma de decisiones locales al interior de los establecimientos educacionales, fomentando además el liderazgo del director en este aspecto. Este Sistema de Alerta Temprana, fue una propuesta efectuada por un grupo de expertos ad hoc a la situación”.

Ante esta compleja situación, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Patricio Martínez, señaló que el primer objetivo es activar los protocolos para evitar la deserción de los menores y reforzar su continuidad en los establecimientos educativos, esto mediante un seguimiento real, efectivo y personalizado.  El niño que permanece al margen del sistema está expuesto a caer en problemas como la drogadicción y delincuencia.

Martínez explicó que a partir de noviembre el Sistema de Alerta Temprana se extenderá a todos los establecimientos del sistema educativo, donde los directores tendrán un rol clave para pesquisar los casos y aplicar una serie de acciones para que el menor retome sus funciones. Independiente del plazo que estuvo fuera del sistema, lo importante es anticiparse y evitar la deserción de los niños de su comunidad escolar.

A partir de noviembre de 2020 el Sistema de Alerta Temprana se extenderá a todos los establecimientos del sistema educativo, integrando así a la totalidad de los colegios particulares subvencionados con matrícula de 7° a 4° medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here