Hipoxia silenciosa afectaría a pacientes COVID-19 en ciudades en altura como Calama

0
2181

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Más de tres mil nuevos casos de Covid-19 se reportaron en el informe con cierre de las 21 horas del día anterior, y que este lunes 06 el ministro de Salud, Enrique Paris dio a conocer a todo el país. Fue en esta pauta de gobierno, que el secretario de Estado y tras ser consultado por medios de comunicación, se refirió a la hipoxia silenciosa y la relación con este coronavirus.

“En lugares de altura, como Calama -donde justamente tenemos una mayor incidencia y tenemos también una cantidad importante de pacientes en este minuto-, hay una menor concentración de oxígeno en el aire, producido en parte por la altura y también tiene que ver con la presión atmosférica. Ambos factores inciden en que el oxígeno del aire que uno respira pueda pasar a la sangre. A nivel mundial se ha detectado que ese cambio, que esa hipoxemia silenciosa, puede ser tan brusca que agrava al paciente de forma inesperada”, aseveró la autoridad, refiriéndose a casos por coronavirus.

Hipoxia silenciosa y Covid-19

El referente COVID-19 en la Provincia el Loa, Francisco Muñoz, ahondó más sobre este término que se utiliza para describir la falta de oxígeno -o un nivel inferior a lo normal- en la sangre, y tiene relación con altura que posee un lugar.

“Lo que nosotros hemos podido evidenciar en nuestro hospital, es que han ingresado una gran cantidad de pacientes con un grado de Hipoxemia (concentración de oxígeno en sangre arterial muy baja) la cual está asociada al COVID-19 con un mal pronóstico para los pacientes, llegando graves y requiriendo ventilación mecánica prácticamente desde el ingreso”, comentó el médico con especialización en el área broncopulmonar.

Factores

Muñoz explica que “nosotros debemos asociarlo a varios factores. Una es la concentración de oxígeno a nivel planetario es de 21%, entendiendo como la fracción inspirada de oxígeno a nivel atmosférico. Sin embargo, a medida que estamos en más altura, también esta concentración iría disminuyendo. Tenemos una pobreza de este vital elemento que se compensa con las personas que viven en altura, pero que al carecer o tener dificultades respiratorias los y las pacientes llegan grave o con trombolismo pulmonar”.

Cuando una persona se encuentra con algún grado de hipoxemia, nuestro cuerpo tiende a compensar esto aumentando la frecuencia cardiaca, provocando en algunos casos Disnea (falta de aire). “Cuando los pacientes se sienten agotados estando en reposo, con frecuencia cardiaca elevada, ese es un indicador de que pudiesen estar realizando un trastorno hipoxémico, especialmente en los pacientes que tienen coronavirus”, explicó.

Saturómetros

“Estamos proponiendo que los pacientes sean monitoreados por oxímetros de pulso, es decir, una máquina pequeña que se pone el dedo que calcula la frecuencia cardíaca y calcula la saturación de oxígeno de la sangre. Estos pequeños aparatos -también denominados “saturómetros”- permiten, sin pinchar la piel, calcular cuánto de este gas circula por la sangre y llega a los órganos y músculos”, manifestó el Ministro Paris.

Si estos aparatos pudiesen implementarse y llegar a nuestra ciudad y provincia, podría al medir la saturación del paciente saber si es o no necesario hospitalizarse de inmediato.

 “Es una idea que hemos estado lanzando hace tiempo. Los saturómetros no son caros y aquí, por ejemplo, las isapres deberían repartir estas máquinas a todos sus pacientes que tienen en domicilio. Sería una gran ayuda para evitar que ellos se agraven y lleguen al hospital”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here