Greenpeace: «Ningún plan que considere seguir con el carbón hasta el 2040 puede ser considerado ambicioso»

0
527
Termoelctrica en la playa de Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, región de Valparaiso, Chile.

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Greenpeace lamentó que el plan de reducciones de emisiones anunciado hoy por el gobierno de Chile se base en continuar con la quema de combustibles fósiles, los principales responsables de la emergencia climática que enfrenta el mundo y que tiene a Chile como una de las naciones más afectadas del planeta por los efectos del cambio climático.

«La actualización de la NDC que ha presentado Chile, es una verdadera decepción para las chilenas y chilenos que hoy están viviendo de manera dramática los impactos que tiene el cambio climático en nuestro país. En un contexto de pandemia y crisis sanitaria, vemos cómo la fragilidad ambiental está directamente relacionada con la vulnerabilidad de nuestra salud. Por lo tanto, una meta que condena a vivir a las personas en las zonas de sacrificio por 20 años más con el carbón, que hoy está generando peak de contaminación por ejemplo, en Quintero-Puchuncaví, no es aceptable», dijo Estefanía González, coordinadora del área de campañas de Greenpeace.

Desde la ONG también destacaron que, pese a que el nuevo plan del gobierno se plantea disminuir las metas y peak de emisiones,la hoja de ruta no está en línea con los fundamentos del Acuerdo de París, ya que se privilegia y potencia la expansión de industrias que, por ejemplo, están agudizando la crisis hídrica, las amenazas de incendios y los impactos generales del cambio climático.

«Es impresentable que el país insista en formentar el sector forestal como respuesta a la crisis climática, cuando hoy esta industria es la responsable de estar profundizando la crisis hídrica que se vive en extensas zonas de las zonas centro y sur del país. La industria forestal y sus monocultivos no sólo consume grandes cantidades de agua en un país que está a punto de caer entre las 17 naciones con mayor estrés hídrico del mundo y que enfrenta una de las peores sequía de la historia, sino que también modifica el territorio de manera tal que se expanden amenazas como los incendios forestales, la erosión de suelos y un proceso en donde se secan literalmente los ecosistemas», señaló Estefanía González.

En este contexto, Greenpeace recordó que la industria forestal y el sector agrícola consumen, en conjunto, más del 80% del agua disponible en Chile.

Asimismo, la ONG destacó que en materia de adaptación, y dada la grave situación de sequía que afecta al país y que se profundizará a futuro, la prioridad del gobierno debiese ser el agua.

«Lo que se reafirma con esta propuesta del gobierno es que el agua no está garantizada como un derecho elemental de las personas y que la prioridad debiese ser el consumo humano. Es un tema de enorme importancia que queda como materia pendiente, más aun cuando en la situación de pandemia como la que vivimos queda en evidencia la necesidad de acceso igualitario al agua como método básico de defensa de la población», expresó Estefanía González.

Pese a estas discrepancias con el plan presentado por el gobierno, Greenpeace destacó el trabajo de científicos chilenos que han mostrado un enorme compromiso con la búsqueda soluciones a la crisis climática, al tiempo que Chile, en su rol de presidente de la COP, envía una señal importante al resto de los países al presentar su NDC actualizada y de la mano de la ciencia en un contexto donde la crisis sanitaria global se utiliza como pretexto para retroceder en materia de protección ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here