(AUDIO) Ex portero desclasificó algunas «causas y consecuencias» del descenso de Cobreloa

0
9652

Sigue aquí el nuevo Fanpage de En La Línea Deportes

Alejado del fútbol, hoy vive en Salta. Se fue de Chile hace aproximadamente 5 años e intentó suerte en Gimnasia y Tiro, club de la ciudad argentina que se encuentra paralela a Calama, y «se aburrió», reconoce.

«Sinceramente son divisiones muy amateur. Más aún acostumbrado de lo que es Chile, te aburres de estas cosas. Por eso decidí retirarme, no jugar más y aquí estoy», acusó el ex meta de Cobreloa, Luciano Ramón Palos, en conversación con En La Línea Deportes.

Grupo raro y bandos

En su paso por Calama no todo fue felicidad para el portero que en algún momento inició los trámites para nacionalizarse chileno, en especial luego perder el invicto en La Cisterna ante Palestino bajo el mando de Jorge «Chicho» García, en septiembre de 2013. «Veníamos de una racha muy linda para el club, pero era un grupo raro también. Habían muchos bandos y era una bomba de tiempo eso también. En el ambiente se sabía que el primer partido que perdíamos, podía pasar eso», indicó.

«Se sostenía todo con las victorias, pero se perdió y pasó lo que sucedió. Después el técnico no le encontró más la vuelta y vino (Marcelo) Trobbiani y después (Fernando) Vergara, y en ese tiempo se perdieron muchos partidos y ese fue el punto del descenso de Cobreloa», acusó.

«Era un grupo raro que con la racha esa (26 partidos invictos) y el ganar muchos partidos se estaban tapando muchas cosas que sucedían adentro del grupo», ratificó.

Consecuencias

Pese a ello, su estadía en el club naranja, entre 2011 y 2015, no pasó desapercibida y así lo reflejan sus palabras. «Después de Cobreloa me fui a San Marcos de Arica, donde no puse jugar ni retomar mi nivel. Me acuerdo que el kinesiólogo me preguntaba qué me pasaba. La verdad es que me marcó mucho el descenso de Cobreloa y hasta ahora lo siento», relató.

«No sentía el jugar en otro club que no sea Cobreloa, por el cariño que le había tomado y por esa espina mala que me quedó marcada en la espalda por el descenso», añadió.

«Siempre me repetía la gente de San Marcos de Arica qué me pasaba. La verdad es que vivía bajoneado pese a que estaba en una ciudad linda, con mar, y donde compartimos muchas cosas lindas, pero futbolísticamente hablando no sentía ese amor por el fútbol. Se lo dije una vez a una persona y creo que eso provocó mi salida del club. Me dijeron qué estás haciendo acá si sigues pensando en Cobreloa», explicó.

«Irse al descenso y estar en la historia negra del club es algo muy feo. Y uno nunca hubiese querido que sucediera eso. Ningún jugador del mundo se quiere ir al descenso con un club de fútbol, más en una ciudad y en un club donde te trataron bien. En mi estadía en Calama jamás tuve ningún problema: cuando salía a la calle la gente me mostraba su cariño y jamás tuve ninguna recriminación de nadie. La verdad es que recuerdo de la mejor forma Calama», agregó finalmente.

Lea nota relacionada:

(AUDIO) Ex delantero de Cobreloa desclasificó curiosa bienvenida a Calama

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here