Especialista entrega recomendaciones para el cuidado de niños y niñas en tiempos de crisis sanitaria

0
247

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Debido a la pandemia mundial producto del COVID-19 las familias en Chile se tuvieron y tienen que adaptar a modificaciones en cuanto a horarios, salidas e incluso confinamiento por cuarentenas obligatorias o voluntarias, pero sin duda son los más pequeños del hogar quienes enfrentan cambios impensados para sus edades y comprensión.

La interrupción de las rutinas escolares, el no jugar con sus amigos, no ir a los parques, mantener clases online y no poder salir de casa han generado en los niños y niñas cuadros emocionales de estrés y ansiedad propios de ellos, como también de sus padres. Es por esto, que la fonoaudióloga infantil Cynthia Bustos Vadillo, supervisora docente UA y profesional del Hospital Clínico Universidad de Antofagasta considera importante brindar información a los padres y cuidadores de niños y niñas en tiempos de crisis sanitaria.

La contingencia de coronavirus afecta a toda la población de formas y severidades diferentes, explica la profesional ya que, por una parte, nos enfrentamos a una situación que cambia rápidamente, en donde los medios de comunicación y las conversaciones están completamente dominados por la temática del COVID-19, razón por la cual los niños y niñas están expuestos a grandes cantidades de información y altos niveles de estrés y ansiedad de los adultos que los rodean”.

Los niños y niñas están experimentando cambios sustanciales en su rutina diaria y estructura social, indica Cynthia. «A partir de esto, los cuidadores y otros adultos de confianza pueden desempeñar un papel importante para ayudarlos a comprender la situación actual y sus emociones”, expuso.

Recomendaciones

Para enfrentar, solucionar y apaciguar temas con los más pequeños, la fonoaudióloga plantea que es recomendable otorgar importancia a las emociones que los niños y niñas, pues ellos también están viviendo una situación compleja, lo que puede alterar sus conductas y estados de ánimo. Hay que escucharlos y si son demasiado pequeños, ayudarlos a identificas sus propias emociones. Además, deben estar muy alerta de las señales de ansiedad que pueden manifestar nuestros infantes, como trastornos del sueño o cambios en los hábitos alimenticios”.

Por otro lado, asegura que no hay que exponerlos a informaciones negativas o preocupantes. No hay que someterlos a participar o escuchar conversaciones que puedan generar una alarma innecesaria. Lo mejor que pueden hacer es que no vean ni escuchen noticias, sin mentir, es el peor momento para que lo hagan, indicó.

Para las cuidadoras es natural que con la situación actual se pueda sentir abrumado. Proteja su salud mental y no se exija más de lo necesario. Dentro de las posibilidades, encuentre alguna actividad de su interés para relajarse. Si quiere descansar y no hacer nada por algún rato, eso también está bien, explica la profesional.

Para finalizar aseguró que la forma más eficaz y sana que hay para mantener la salud mental y emocional de los infantes y también de quienes están a cargo de ellos es jugar. Jueguen, porque a través del juego los niños y niñas adquieren conocimientos y habilidades. Debemos facilitar situaciones y ambientes que promuevan la exploración y el aprendizaje práctico en conjunto, es esencial para que ellos asuman un papel activo en su propio aprendizaje, puedan fomentar su autonomía y se diviertan. Además, ayudará a que se mantengan activos, tanto física como cognitivamente”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here