¿Es necesario reevaluar un crédito hipotecario por la baja en la tasa que impuso el Banco Central?

0
1050

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La disminución en la tasa de interés que anunció el Banco Central hace que la asignación de préstamos de dinero se duplique, esto debido a que los créditos bancarios y sus pagos son más baratos que hace unas semanas, lo que beneficiará a la población en ciertos ámbitos de su vida cotidiana.

“Se espera que una política monetaria «más expansiva» dé más dinamismo a la economía porque, al ser más barato el acceso al crédito, incentiva el consumo y la inversión”, comenta Emilio Pichara, Gerente Comercial de BeFX.

El motivo del Banco Central de bajar las tasas es para mejorar el ritmo económico del país. “Las proyecciones incluidas en el IPOM apuntan a que en el 2019 el PIB crecerá entre 2,75 y 3,5%, mientras que en el 2020 y 2021 lo hará entre 3 y 4%, asociado a una recuperación del ritmo de expansión en la segunda mitad de este año y el mayor crecimiento potencial. Estas proyecciones incorporan la decisión de política monetaria de esta reunión”, indicó por su parte Felipe Encinas, Gerente de inversiones de BeFX.

Esta disminución tiene efectos en los créditos, pero desde BeFX aseguran que no es igual para todos ellos (consumo, inversiones, hipotecarios). “Cada institución tiene libertad entre ciertos límites para cobrar el interés que estime conveniente. Se supone que la competencia entre bancos provoca que oferten su mejor tasa, aunque esto no siempre ni necesariamente ocurre, especialmente en los créditos hipotecarios”, comenta Pichara.

El llamado para el consumidor es a buscar la mejor tasa, y para eso debe comparar y negociar el precio con distintas instituciones bancarias buscando el costo total más bajo, incluyendo tasas, impuestos y seguros, de esta manera se asegura de traspasar la baja de tasas al precio de su crédito.

“Hay harta gente que le convendría renegociar sus créditos hipotecarios, la recomendación es que pidan simulaciones al banco con el saldo de su deuda y luego multipliquen las cuotas del crédito antiguo versus el nuevo crédito (si deben sumar los gastos operacionales del cambio, hay un castigo generalmente por prepagar el primer crédito que va de 1 a 3 meses de intereses y hay gastos de reenganchar el nuevo crédito, no se debe pagar el impuesto al crédito pues ese ya se pagó con el primer crédito”, recalca Encinas.

Con respecto a qué tipo de persona no le conviene revaluar el crédito, porque la tasa descendería muy poco, serían los créditos a más de 10 años y los tomados hace menos de 1 año también, terminan desde la entidad.

Envíenos también su noticia o video al WhatsApp +56 9 8776 2671

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here