Enfermera: “Es muy triste la forma en la que mueren los pacientes COVID-19 alejados de sus familiares”

0
695

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Natalia Navea es una de las enfermeras que ha estado cumpliendo labores en el piso 7 del Hospital Regional de Antofagasta, donde se encuentra la unidad de cuidados medios para pacientes covid positivos hospitalizados en el centro asistencial.

La profesional de enfermería, quien además ejerce funciones de supervisión entre sus colegas, relata los episodios que le ha tocado vivir desde la habilitación del séptimo piso como ala exclusiva para el tratamiento de pacientes con coronavirus. Navea, asegura que la pandemia ha implicado no solo un gran esfuerzo laboral, físico e intelectual de todos los funcionarios de salud, sino también un significativo esfuerzo emocional para todos los trabajadores: “esto exige mayor disposición a resolver problemas que surgen cada minuto en el trabajo, pero lo hacemos con harto cariño, es muy gratificante… trabajando como lo hemos hecho hasta ahora, ha permitido sacar adelante a los pacientes».

Entre la rutina de trabajo que incluye largas horas de turnos, el miedo es una constante entre Navea y el resto de colaboradores de la salud, miedo que no solo representa un sentimiento de temor ante la pandemia y sus consecuencias entre los pacientes, es un miedo que arrastran diariamente ante el riesgo de contagio personal y a sus seres queridos. En estos casos, los profesionales del Hospital Regional cuentan con un equipo de contención emocional conformado por sicólogos y terapeutas que los ayudan a manejar de forma adecuada el estrés, la ansiedad, los temores y las expectativas.

Manejo emocional

La supervisora de enfermería de la unidad de cuidados medios de pacientes covid, indica que el manejo emocional que deben enfrentar cuando fallecen pacientes que han sufrido complicaciones como consecuencia del contagio por coronavirus, ha sido una de las experiencias más demoledoras que le ha tocado enfrentar. “Es un tema complicado porque la forma en la que mueren ellos es muy triste, mueren estando lejos de su familia, aparte del cuadro respiratorio que ellos tienen que es muy complejo de llevar… es muy difícil ver morir a un paciente, más que nada por la soledad», señala.

Navea considera que estos episodios que se observan a diario en el Hospital Regional y en otros centros asistenciales del país y del mundo, deben tomarse con seriedad por parte de los ciudadanos que a veces desconocen cuan complicada puede ser la evolución crónica de algunos pacientes contagiados con covid-19. La enfermera pide a los ciudadanos antofagastinos proteger su salud, la de sus seres queridos y la del resto de los ciudadanos, cumpliendo con todas las medidas de autocuidado, cuarentena y distanciamiento social.

“Uno llega a sentir rabia e impotencia. Siento que es un acto de irresponsabilidad tremendo, personas que salen a la calle sin necesidad, sin cuidarse. A veces me gustaría que por un momento esas personas estuvieran en nuestro lugar y vieran morir a un paciente en completa soledad, a ver si así toman conciencia de lo que estamos viviendo», expresó Natalia Navea, para luego retirarse de forma inmediata a atender un llamado de urgencia en la unidad de atención a pacientes COVID.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here