El regalo de cumpleaños que FCAB entregó a Calama

0
54

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea en Facebook

«Hemos querido conjugar de manera integral la historia de Calama, el patrimonio ferroviario y la herencia andina del Alto El Loa, en un espacio de casi 3 mil metros cuadrados donde las familias podrán a partir de hoy, tener momentos de esparcimiento y hacer comunidad de un modo particular», anunció el gerente general de FCAB, Mauricio Ortiz.

La empresa quiso sumarse así a los festejos del aniversario 140 de la capital loína, celebrando el compromiso, participación y trabajo en equipo que se reflejan en el Paseo Estación Calama, una obra que acaba de ser entregada a la comunidad y con la que el Ferrocarril espera aportar a la calidad de vida de los habitantes de la tierra de sol y cobre.

Ubicado en las céntricas instalaciones de la compañía, este paseo co diseñado con la comunidad, se trata de un lugar que une la esquina de Avenida Balmaceda con calle Antofagasta, con la Avenida Matta. Aquí aúnan rieles, durmientes, una tornamesa donde se realizan actualmente operaciones ferroviarias. Lo más imponente se refleja en cuatro coches de pasajeros restaurados y habilitados con 8 puestos para que emprendedores locales puedan exhibir y vender productos artesanales y del oasis del Alto Loa.

El paseo que cuenta con más de 2.800 m2, estará abierto todos los días sábado y domingo de 11 de la mañana a 4 de la tarde y en el corto plazo contará además con un punto de información turística y recorridos guiados, parte del programa Casa Abierta.

Convenio

Los emprendedores que inicialmente podrán ofrecer productos típicos en este lugar son los que agrupa la Asociación Consejo Indígena Migrantes Urbano, Khuska Ñañakuna Wawqikuna, gracias al primero de varios convenios que la FCAB  celebrará con distintas  organizaciones públicas, privadas y sociales de la Provincia El Loa.

Alejandrina Ayavire, Presidenta Asociación del Consejo Índigena Migrantes Urbanos agradeció la posibilidad de participar en este espacio que’permitirá trasmitir lo esencial de su cultura a futuras generaciones’.

Inversión

Un proyecto que nació a inicios del 2017, en el que se invirtieron más de 250 mil dólares, se concretó con apoyo y creación de los vecinos. El trayecto permite ver antiguos carros de bodega, un coche cola, un carro de madera único en Chile, tradicionales romanas, la  escultura ‘Los Trenes Van al Purgatorio’ inspirada en la obra del escritor pampino Hernán Rivera Letelier y una antigua campana que por años anunció la salida de pasajeros.

‘El Paseo Estación Calama da la hermosa posibilidad de que la ciudad, los vecinos y el tren convivan y cohabiten, dando valor a nuestra historia y mirando al futuro.  Una obra hecha con amor y tesón, una casa abierta con piezas de museo que ahora le pertenece a la ciudad’ agregó Ortiz.

Por su ubicación, los vecinos podrán ver a diario cómo es la operación de los trenes, la carga de petróleo a las locomotoras, algunas labores de mantención que realizan los trabajadores, con total transparencia como muestra de la sana coexistencia entre el ferrocarril y la ciudad.

Tren Aniversario

Adicionalmente, la compañía cumplió con el tradicional Tren Aniversario en señal de agradecimiento con los calameños por la historia de desarrollo compartida. Más de mil personas participaron en dos viajes gratuitos este sábado, paseos de una hora 40 minutos cada uno, llenos de entusiasmo, añoranza y alegría. Ambos recorridos partieron desde la Estación Calama hasta la Estación San Salvador y volvieron al mismo punto, con el apoyo de un equipo de trabajadores ferroviarios, los grupos de scouts San Esteban  y del San Alberto Hurtado, y los artistas de la Compañía Circo Al Lote.

Marthina Vieira, con tan solo diez años fue una de las pasajeras más emocionadas del primer tren aniversario: «Ha sido la experiencia más magnífica que he tenido en toda mi vida. Ahora siento como en las películas lo que es andar en tren». Otra niña fascinada con los paseos fueConstanza Cavour: «nunca lo olvidaré, es mi primera vez en tren, muy divertido todo y especialmente los payasos estuvieron geniales». Otro testimonio los dio Erika González quien llegó con su hijo y su nieta para disfrutar de la celebración propuesta por el Ferrocarril: «Es hermoso y también interesante viajar en tren hoy porque me lleva a tiempos remotos, cuando era un medio de transporte habitual para pasajeros en el sur de Chile. Hoy lo disfrutamos en familia» expresó «Sería maravillo que este tipo de paseos fuese más frecuente, pues son actividades apreciadas por las familias porque sirven para entretenerse, reír y compartir» opinó Francisco Andrade, pasajero del tren. Misma impresión tuvo Alexis Vivanco para quien «recordar es muy lindo, y sería mejor si en próximas ocasiones se hiciera a la usanza antigua». «Cuando yo viajaba era pequeña, había que ir a Baquedano para tomar el tren. Relindo este regalo de cumpleaños para mi querida Calama» dijo Sara Godoy.

Ferroviarios voluntarios

Denisse Cornejo es Prevencionista de Riesgos del FCAB y fue una de las trabajadoras voluntarias encargadas de recibir a la comunidad: «Es reconfortante ver la cara de felicidad de los niños y los vecinos que participan de esta iniciativa, porque la preparamos con cariño para interactuar con mayor cercanía. Es una forma de invitar a los habitantes de Calama a conocer quiénes somos en la empresa, qué hacemos y cómo operamos».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here