Dos restoranes de Baquedano quedan con prohibición de funcionamiento por incumplir norma sanitaria

0
484

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Con prohibición de funcionamiento quedaron dos restoranes de Baquedano luego que funcionarios de la Seremi de Salud detectaran incumplimientos a la normativa sanitaria durante un nuevo operativo de fiscalización desarrollado en esa localidad.

Según explicó la seremi de Salud de Antofagasta, Rossana Díaz, se trata del restorán “Espinakeitor” y de otro establecimiento de expendio de alimentos sin nombre, ubicado en calle Salvador Allende, a cada uno de los cuales se le inició un sumario sanitario.

“Lamentamos que haya gente que todavía no dimensione lo importante que es respetar las medidas sanitarias de prevención que hemos instruido. Como Seremi estamos comprometidos a hacer cumplir la normativa porque entendemos que es vital para superar esta emergencia”, dijo Díaz.

De acuerdo a lo detallado por la autoridad, durante la jornada fueron controlados cuatro establecimientos. Respecto del restaurante sin nombre, éste se encontraba funcionando a puertas cerradas con cuatro clientes en su interior sentados consumiendo alimentos, sin mascarilla ni distanciamiento social. Además, la cocina presentó deficiencias sanitarias, por lo que se inició sumario y se adoptó medida cautelar de prohibición de funcionamiento.

En el segundo local sancionado (“Espinakeitor”), personal del mismo indicó que reciben público en su interior, no obstante, al momento de la fiscalización no se pudo constatar el hecho.

En ese lugar se constató cocina sin lavamanos, luminaria tenue y descolgada, escalera con peldaños con riesgo de caída, productos vencidos en bodega, baños para trabajadores inhabilitados con lavamanos bloqueados, suciedad y presencia de contenedor de basura, por lo que también se inició sumario sanitario y se adoptó medida cautelar de prohibición de funcionamiento.

De la misma forma, fue fiscalizado el restaurante «La picada de Roberto», el cual presentaba señalética de venta de alimentos solo para llevar. Al revisar su interior, los funcionarios comprobaron que efectivamente no había habilitadas mesas ni sillas para atención de público.

Un segundo establecimiento de nombre “Marilin” se encontró cerrado con llave.

Finalmente, Díaz advirtió que la Seremi de Salud continuará con su trabajo de fiscalización y llamó a los dueños de estos locales a no arriesgarse a sanciones y a la población a evitar el consumo en estos sitios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here