Dirigencia Sindical acusa existencia de «terrorismo laboral» en Chuquicamata

0
423

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Los Sindicatos de Trabajadores 1, 2 y 3 de Codelco Chuquicamata acusaron a ejecutivos de la empresa de estar ejerciendo «maltrato, violencia, agresividad y desprecio» con todos los trabajadores y trabajadoras de Chuquicamata.

En una conferencia de prensa dada en el frontis del Hospital del Cobre, expusieron que el proceso de Transformación hasta hoy sólo ha implicado despidos y externalizaciones. «Todos los cumplimientos de metas, rebaja de costos y los supuestos números azules, se sustentan en el castigo al Recurso Humano y no en una gestión de excelencia», indicaron.

Agregaron que participación de los trabajadores, que publicita Codelco, es absolutamente falsa, «por el contrario, el estilo de administración iniciado el 2010, ha utilizado todos sus recursos para establecer el terrorismo laboral. La Corporación ha instaurado su política del terror, sometiendo al miedo, persecución y angustia a los trabajadores y trabajadoras; política impulsada por sus más altos Ejecutivos».

He aquí donde mencionaron al presidente ejecutivo, Octavio Araneda; al vicepresidente de Recursos Humanos, Marcelo Álvarez; al vicepresidente de Operaciones Norte, Álvaro Aliaga; al gerente general de la División Chuquicamata, Nicolás Rivera; al gerente de Recursos Humanos, Luis Galdames; al director de Relaciones Laborales, Alexei Escobar, gerente del Hospital del Cobre, Juan Duclos Cornejo, «y quien hoy ejecuta la acción ilegal  de ingresar a las fichas medicas de los trabajadores, sin su autorización, la doctora Teresa Sepúlveda».

«Estos ejecutivos, lejos de tener capacidad de liderar equipos de trabajo, se han enfocado en someter a nuestros representados, a través de la violación de los derechos humanos y fundamentales a una persecución descarnada, que sólo busca eliminar la fuerza laboral y, en consecuencia, debilitar a sus organizaciones sindicales», expusieron.

Crisis sanitarias y económicas

Los voceros también calificaron como «inconcebible, pero real, que ahora cuando vivimos una de las crisis sanitarias y económicas más graves a nivel mundial, una empresa estatal de la envergadura de Codelco, aproveche a esta pandemia para deshacerse de la gente, tratando de inservibles a quienes hasta hace 6 meses atrás cumplían a la perfección sus labores, intimidando y presionando con cupos que no existen en el plan de egreso, la salida anticipada de quienes aún no han agotado su aporte a la Empresa y al país».

Al respecto, indicaron que en menos de 2 años han “egresado” a más de mil 200 trabajadores, agravando más aun la situación que ya «mantiene aterrorizados a los trabajadores que se encuentran “bajo supuestas medidas de resguardo por Covid-19”, los cuales, tienen un alto conocimiento experto, y es uno de los principales valores agregados de la División. «Todos sabemos que la administración sólo se ha aprovechado de este supuesto resguardo para eliminar puestos de trabajo, externalizar funciones, sin ningún sustento técnico, económico y productivo, para traspasarlo a empresas privadas».

Apuntaron asimismo que en más de una oportunidad le señalaron a los administradores que «nunca va a existir armonía en Chuquicamata, si la relación laboral está fundada en el terrorismo laboral. Podremos producir, pero siempre produciríamos más si existe valoración por el otro, respeto de los acuerdos y a la verdad».

Denuncias en la Inspección Provincial del Trabajo

Por lo mismo advirtieron que no toleraran «más vejaciones, presiones ni humillaciones, en contra de los trabajadores para que se retiren de la empresa». Por lo mismo, interpusieron en la Inspección Provincial del Trabajo dos denuncias contra la Administración. La primera, indicaron, es en relación a la vulneración continúa a los derechos fundamentales al amenazar a los trabajadores con despedirlos sino se acogen a un plan de egreso, y la segunda, por la invasión a la privacidad que han sufrido los trabajadores que han sido despojados de sus artículos personales al interior de las áreas laborales.

«Seguiremos ejerciendo todo tipo de acciones, judiciales, fiscalizadoras y sindicales a nuestro alcance, para terminar con las presiones, amedrentamientos y violación al derecho a la privacidad de nuestros representados», señalaron.

Asimismo hicieron un llamado a los parlamentarios de la zona a ejercer activamente su rol fiscalizador, ya que, «si bien hemos denunciado frente a las más altas autoridades de Gobierno, a la ministra del Trabajo, al Ministro de Minería y a la ministra del Sernameg, este plan de destrucción de Codelco, hasta el día de hoy ninguno de ellos se ha pronunciado. Pero hoy llegó la hora que definan sus posturas y se pronuncien: o protegen  al pueblo y los trabajadores, manteniendo un Codelco Estatal, productivo y justo, o simplemente avalan en  Chuquicamata este terrorismo laboral, que lejos de buscar optimizar el recurso humano y operacional, su único interés es crear una política de esclavitud al interior de Codelco; privatizando funciones en las áreas productivas y en nuestro Servicio Médico, que nos brinda un beneficio histórico, del cual nos sentimos orgullosos».

Señalaron igualmente que los trabajadores han puesto todo de su parte, sacrificando la vida y salud propia y de nuestras familias, al no detener la producción, aun cuando han visto morir a compañeros y amigos. «Ahora le toca al Estado de Chile encausar a su mayor empresa estatal en el rumbo de las relaciones laborales ejemplares; la gestión productiva de excelencia y el respeto a los derechos laborales y humanos que antes la hicieron un ejemplo y referente para la minería nacional y mundial», confirmaron.

Finalmente exigieron detener de manera inmediata la privatización y destrucción de la empresa, las desvinculaciones y el maltrato evidente, calificándolo como “terrorismo laboral”

«Nos declaramos en alerta permanente y llamamos a nuestros asociados a respaldar toda acción tendiente a poner atajo al abuso y para mantener nuestras fuentes de trabajo, beneficios históricos y dignidad», cerraron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here