Día Mundial de La Salud: En Chile aumentan los casos de sordera

0
293

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La discapacidad auditiva y cognitiva son condiciones altamente prevalentes entre los adultos mayores, siendo motivos de preocupación global.

Se estima que una tercera parte de las personas mayores de 65 años padecen pérdida de audición discapacitante, es decir, presentan una pérdida de audición superior a 40 decibeles en el oído con mejor audición; mientras que entre 5% a 8% de los adultos mayores de 60 años padecen alguna forma de demencia asociada a deterioro cognitivo.

La discapacidad auditiva, en cualquiera de sus dominios, afecta negativamente la comunicación, la salud, la calidad de vida, la confianza y la autoimagen de las personas que la padecen, siendo asociada con sentimientos de frustración, soledad, depresión, ansiedad, paranoia y confusión emocional. Adicionalmente, numerosos estudios han asociados la pérdida auditiva con un acelerado deterioro cognitivo durante el envejecimiento y a su vez el deterioro cognitivo se ha asociado con una mayor disminución de la sensibilidad auditiva existiendo una relación lineal entre estas dos condiciones.

Entre las causas más comunes de la pérdida de audición o sordera está la Otitis, los ruidos de alta intensidad, enfermedades crónicas y los casos de nacimiento. En este sentido, algunos factores que causan la disminución auditiva son por ejemplo los audífonos con música en volumen excesivo, uso constante de los audífonos, exceso de ruido ambiental, trabajar en un ambiente con ruidos de alta intensidad, entre otros.

Hoy en día existen  una enormidad de soluciones tecnológicas  auditivas y para aquello lo primero que el médico especialista solicita es realizar una AUDIOMETRIA la que consiste en practicar una medición de la capacidad de cada oído, de percibir las vibraciones de diversas bandas del espectro audible para así poder diagnosticar que tipo de audífono debe ocupar el paciente. Es por ello que el uso de audífonos  alarga la vida ya que le permite al paciente hacer sus actividades en forma normal y lo más importante…poder  comunicarse.

¿Si tiene pérdida de audición y no se usa audífono que le ocurre a la persona?

Se deteriora el cerebro, comienza la pérdida de memoria, puede vincularse con depresión y ansiedad, frustración, incomunicación, casos de alzheimer y deterioro cognitivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here