Cuidados de la artrosis en cuarentena: mantenerse activo y buena alimentación es vital

0
211

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La situación sanitaria por COVID-19 que aqueja mundialmente, no solo afecta a quienes se contagian de esta enfermedad, sino que a la población general completa. Los pacientes crónico, entran directamente en el grupo de riesgo, es decir, son más vulnerables a padecer la enfermedad de manera crítica.

Los diagnósticos más comunes en Chile son la inmunodepresión, dolores crónicos y la artrosis. Los enfermos de esta última dolencia tuvieron que postergar la continuidad de sus terapias físicas, quedándose en casa para evitar riesgo de contagio, sin embargo, esta medida puede ser aún más perjudicial para su salud.

“Un alto porcentaje de los pacientes que padece esta enfermedad son mayores a 50 años y cada vez es más frecuente su diagnóstico”, señaló Diego Morales, director técnico de la unidad de Kinesiología del Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta, quien además explicó que, “la artrosis es una patología inflamatoria progresiva crónica que afecta principalmente al cartílago articular y provoca un cuadro clínico característico de rigidez, inflamación y dolor intermitente que aparece generalmente por las mañanas y al bajar las temperaturas”.

Además, enfatizó la preocupación que siente por los pacientes que hoy se encuentran sin tratamiento físico. «Al no tener rehabilitación, ellos presentan un aumento considerable en el dolor crónico que sienten. Lamentablemente las unidades para los tratamientos se encuentran cerradas en gran parte de las instituciones de salud, puesto que los kinesiólogos fueron distribuidos para ayudar en las áreas respiratorias donde se tratan pacientes con COVID-19”, indicó.

Recomendaciones

Para lograr disminuir los dolores, el Kinesiólogo asegura que “no debes dejar de moverte. La actividad física dentro del hogar ayudará a que las articulaciones no se pongan rígidas, mantenerse activo en cuarentena es vital. También es importante cuidar la alimentación porque si subes de peso estarás recargando más tus articulaciones y eso genera mayor desgaste articular y el dolor aumentará. En ocasiones la artrosis presenta brotes inflamatorios y para eso es recomendable aplicar frío local. Una opción súper buena y casera es ponerse paños húmedos”.

Otra forma que ayudará a bajar el dolor y relajará la articulación es aplicar calor húmedo, y puede hacerlo con pañitos húmedos planchados. «Es importante que se mantenga o mejore los hábitos de posturas, es decir, evitar sentarse en sillones muy bajos o hundidos, procurar no mantener las rodillas mucho tiempo flexionadas o dobladas, ya que esto hará que al levantarse o estirarse provoque dolor durante el día. Y si presentan periodos de mucho dolor o inflamación, recuerda que el reposo intercalado será tu mejor amigo”, puntualizó el especialista.

Finalmente, el especialista señaló que “el paciente siempre debe conocer cómo se manifiesta su enfermedad. Logrando lo anterior, podrá manejarla con mayor facilidad y aprenderá a controlar sus dolores crónicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here