Columna de opinión: “El salvaje y real Chile”

0
344

Las Isapres y Piñera nos han recordado en el país que vivimos, con un modelo de mercado abusivo y salvaje. Se anunciaron el alza de los planes de salud  con un sentido de abuso y  comportamiento de la medicina privada que lejos está de cualquier juramento al servicio a las personas. Parte de la clase media está en las Isapres, que serán las más golpeadas, sin embargo el gobierno que hace gárgaras de “pensar y sentir” por la clase media hoy les da un portazo porque el Ministro, por en cargo de su jefe, sólo consigue ciertos “gestitos” ante una industria que no termina nunca de contabilizar sus eternas utilidades.

No solo molesta, sino que resulta hasta indignante que desde La Moneda, quiénes debieran ser los dos principales defensores de la gran Política Pública y articuladores para  mitigar esta arrolladora pandemia, vergonzosamente avalan estas alzas con la puesta en escena, un punto de prensa y como los mejores voceros que las Isapres pudieron haber contratado, aceptan las alzas como una cuestión normal.

El gobierno hace aparecer como positivo una prórroga, sin poner en práctica lo que un estado de catástrofe le otorga, sin el más mínimo esfuerzo por controlar los groseros abusos de esta industria de salud privada que no ha tenido el más mínimo empreño en colaborar ante esta pandemia.

Es cierto que la población atendida por este sector privado alcanza a poco más del 25% de la población del país, pero es justamente una clase media que permanentemente Piñera y su gobierno aducen y pretender defender en algún proyecto de ley. Las Isapres están en una lógica de mercado y el Presidente parece vocero o mediador entre la autoridad pública y el sector privado. Las Isapres no hacen esfuerzo ni aporte alguno, sencillamente se aprovechan de sus cláusulas de exclusión,  se lavan las manos y toman palco, ante esta alerta sanitaria, esperando que  el estado de Chile asuma.

También se aprovechan de las circunstancias, porque ellos saben que hay un proyecto de ley para hacer ajustes, cambios importantes y mejorar el funcionamiento, entonces se apuran por obtener ganancias hasta el final. Abuso por donde se le mire.

Gracias a las Isapres, a Piñera y Máñalich por recordarnos en qué sistema económico y en qué tipo de país vivimos. Lo tendremos muy presente.

Por Esteban Velásquez N., diputado por la región de Antofagasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here