Senador pide incorporar a los niños en edad preescolar con capacidades diferentes en proyecto para padres, madres o cuidadores ante la pandemia

0
381

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La primera infancia es una etapa crucial en el desarrollo integral de niños y niñas, se experimentan rápidos y profundos cambios y es en este período cuando ocurren los eventos más importantes de maduración a nivel cerebral. Presentar una capacidad diferente en esta etapa significa menos posibilidades de lograr un desarrollo pleno de las capacidades y potencialidades.

En ese contexto es que el senador Francisco Chahuán le pide al Gobierno hacer un mayor esfuerzo y sumar al 1 millón 300 mil niños que están en esa condición al proyecto de Ley que permitirá que todas las madres, padres y cuidadores de niños de 6 años puedan acceder al beneficio de la Ley de protección al trabajo y al seguro de cesantía; adicionalmente los empleadores tendrán que ofrecer de forma diferente la posibilidad del teletrabajo, de lo contrario el padre, la madre o el cuidador podrá libremente acogerse a este beneficio y por tanto, no tener que trabajar mientras estén cerrados los establecimientos educacionales y recibir los beneficios de la Ley de protección al empleo y del seguro de cesantía.

“Hacemos el llamado a la ministra del Trabajo y Previsión Social y al Presidente Piñera para incorporar dentro del proyecto de ley de protección a los padres, madres o cuidadores de niños en edad preescolar, un esfuerzo adicional para aquellos niños que tienen un grado de discapacidad, con enfermedades graves, infrecuentes o alguna enfermedad crónica o terminal, esto es fundamental, creemos que hay que dotar a esos padres, madres o cuidadores, justamente por esa circunstancia una situación excepcional o privilegiada ya sea en la suspensión de la relación laboral o ya sea en el teletrabajo”, sentenció Chahuán.

El senador RN considera que es importante pensar en aquellos padres o cuidadores que velan por menores con diferentes discapacidades. Ellos también son escolares que toman distintas terapias constantemente y muchas veces las sesiones virtuales complican el trabajo de los niños que manejan lenguaje de señas, que tienen discapacidad visual u otra diversidad funcional. Hay retos diversos por superar en esta época, por lo tanto los ingresos de los cuidadores no debería ser una preocupación adicional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here