Calama: docentes de religión evangélica luchan por ser considerados dentro de establecimientos escolares

0
1028

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

La cesantía ha golpeado duramente en diversos sectores económicos del país durante esta cuarentena por el COVID-19, por lo que el gremio de la educación tampoco ha escapado a esta dura realidad, más cuando el Ministerio de Educación (MINEDUC) decidió en mayo de este año a través de la Unidad de Currículum y Evaluación dejar fuera de la Priorización Curricular para el periodo 2020 y 2021 y de primero básico a cuarto medio a la asignatura de Religión, en el marco del contexto de la pandemia.

De este modo, es que la Organización de Profesores de Religión Evangélica El Loa (OPREL), que se constituyó de forma oficial el 6 de diciembre del año pasado con personalidad jurídica, se encuentra luchando para que sus docentes puedan ser considerados dentro de los diversos establecimientos escolares de Calama, aunque hace poco recibieron todo el apoyo del Colegio de Profesores de Chile Provincial El Loa, quienes enviaron una carta a la Dirección Provincial de Educación El Loa solicitando esclarecer esta decisión tomada por el MINEDUC.

Fue así que desde la misma Dirección Provincial de Educación El Loa respondieron a través de una carta que en ningún aspecto la no priorización de la asignatura de religión corresponde a una omisión, ni menos a un acto discriminatorio, sino que por el contrario se considera que promueve y fortalece el desarrollo integral y espiritual de los alumnos(as) y por lo mismo informaron que desde la coordinación nacional se incorporará en los documentos y presentaciones, indicaciones donde se invitará a los recintos escolares a priorizar la asignatura, ya que ésta priorización curricular no reemplaza al Currículum escolar vigente.

En este ámbito, es que el miembro de la OPREL, Claudio Miranda, expresó sobre este asunto que “para nosotros(as) en primer lugar fue una noticia bien decepcionante, porque el hecho de que el MINEDUC no haya considerado ni religión evangélica y católica, o sea religión como tal como asignatura, esto da para muchas interpretaciones y en lo primero que se piensa es que el ministerio está haciendo un acto discriminatorio con respecto a lo que dice la ley”.

Agregó que “el Ministro de Educación (Raúl Figueroa) lo dijo en sus discursos que era favorecer las clases remotas a través del proceso pedagógico de educación formativa, que justamente lo contiene y lo tiene muy desarrollado la asignatura de religión, porque aborda el área espiritual y emocional, desestresa, contiene y evalúa de otra forma, y es perfecto para esto, y no fuimos considerados.  Las priorizaciones curriculares jamás van a reemplazar al Currículum general que está establecido, o sea, esto es contingente y por lo tanto la educación de religión tiene que seguir trabajando con el currículum nacional vigente y esa fue la instrucción que viene de la Dirección Provincial de Educación”.

Por lo mismo, recalcó que actualmente este respaldo que recibieron de parte del Colegio de Profesores El Loa y posteriormente de la Dirección Provincial de Educación los tiene un poco más tranquilos, aunque igualmente dependen de la decisión de cada establecimiento escolar de Calama para contratar profesores de religión en sus recintos, y el mencionado documento de la Provincial también los faculta para que los docentes de religión evangélica o católica no sean derivados a hacer clases de otra asignatura que no les corresponde.

Por su parte, la también profesora de religión y miembro de la OPREL, Lilian Liempi, manifestó sobre este tema que “cuando llegó el tema de la priorización y no estaba incluido religión la verdad es que nosotros(as) como organización nos empezamos a movilizar con el tema, porque igual fue preocupante, ya que podía ser un indicio en el tema futuro también. Entonces, esto cuestionó hartas cosas y la verdad es que en mi liceo (Eleuterio Ramírez) siempre he sido considerada en los horarios, en las clases como talleres que tenemos y donde estamos organizados semana por medio, donde se envía material en una y en la otra se trabaja vía online”.

Una agrupación que lucha por salir adelante 

Oprel es una organización que cuenta con un equipo de coordinación de ocho miembros y en sus filas suma 31 profesores de religión evangélica en establecimientos municipales y dos en recintos educacionales subvencionados, más un coordinador de educación de la Fraternidad de Pastores El Loa (FRAPEL), los cuales están repartidos en 22 establecimientos escolares de la capital minera, tanto en enseñanza básica, media y también tienen un docente que se encuentra laborando en la Escuela Diferencial F-33 El Loa.

Pese a que están constituidos hace un poco más de siete meses con personalidad jurídica, llevan varios años funcionando como agrupación y realizan diversas actividades, como en el Mes de la Biblia, que se realiza en septiembre y en la oportunidad efectúan una muestra artística bíblica y musical, que reúne a los y las docentes y sus alumnos(as) de escuelas y liceos de Calama.

“Nuestra intención como organización de profesores de religión evangélica El Loa es lograr hacer obras de ayuda a la comunidad en distintas áreas, para fortalecer y promover las dimensiones que tienen que ver con nuestra entidad, que sean culturales, deportivas y sociales, y que puedan abordar áreas que nos permitan llegar más a la población y a la comunidad”, finalizó Miranda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here