Advierten riesgos sobre abuso de antiinflamatorios y paracetamol ante Covid-19

0
437

Siga aquí el Fanpage del diario digital En La Línea

Enfrentados a la actual pandemia producida por el coronavirus y la necesidad de manejo sintomático de la enfermedad con fármacos habituales, la Asociación Chilena de Hepatología (ACHHEP), filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), hizo un llamado a no consumir libremente este tipo de medicamentos sin la supervisión médica en su dosis y frecuencia, con el propósito de evitar las reacciones tóxicas y el daño del hígado tanto en las personas sanas como en las con daño hepático previo.

Para la doctora Leyla Nazal, presidenta de la ACHHEP, al ser el COVID-19 una enfermedad que produce fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y gran compromiso del estado general, se ha observado un aumento en el consumo de antiinflamatorios y analgésicos tales como el paracetamol, generando preocupación respecto al daño que éstos puedan ocasionar al hígado frente a un consumo indiscriminado.

“Hay pacientes consumidores de alcohol o que tienen hígado graso (el cual es más frecuente en pacientes diabéticos y/o con sobrepeso), que pueden tener algún grado de daño hepático previo, muchas veces sin saberlo, que son más propensos a desarrollar efectos adversos o toxicidad al consumir este tipo de medicamentos en exceso. También es importante tener presente los efectos adversos de los analgésicos y antiinflamatorios en la gente mayor y en las personas que tienen enfermedades crónicas y que deben tomar diariamente otros medicamentos”, precisó.

La especialista explica que la mayoría de los fármacos que consumimos habitualmente para distintas patologías, ya sean antibióticos, antiinflamatorios o analgésicos, requieren una metabolización hepática, razón por la que hay que tener cuidado al consumirlos y siempre hacerlo con una clara indicación médica.

La doctora advierte que existe un pequeño grupo de  pacientes con hígado sano que frente a consumo de ciertos fármacos, pueden desarrollar reacciones impredecibles de afectación hepática, denominada “reacción idiosincrática”, que va desde pequeñas alteraciones en los exámenes de sangre, sin llegar a producir síntomas, hasta “hepatitis”, situación en la cual el paciente desarrolla ictericia (coloración amarilla de piel y mucosas), náuseas, dolor o malestar en costado derecho, pudiendo incluso, en un bajo porcentaje de los casos, producirse una hepatitis fulminante.

“Lo preocupante es que muchas de estas reacciones no tienen relación con la dosis del fármaco y pueden ocurrir en dosis bajas y en tiempo breve, y el daño puede persistir incluso al suspender el medicamento”, puntualiza.

Más allá de la pandemia que enfrentamos, la Sociedad Chilena de Gastroenterología recomienda evitar el autoconsumo de medicamentos y solo utilizar fármacos prescritos por el médico tratante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here